Ricardo Gareca es la ilusión de los hinchas de la selección chilena para el resto del proceso que resta de cara al Mundial de Norteamérica 2026. El entrenador argentino refrescó la selección chilena y se espera que vuelvan los buenos resultados.

En una entrevista concedida a DSports, el Tigre manifestó su esperanza con el proceso que encabeza, a pesar de que hace pocos meses nunca se imaginó al mando de la Roja.

“No esperaba que surgiera lo de Chile”, manifestó por el cariño que le tienen en Perú, país que devolvió a un Mundial después de 36 años.

“El presidente (Pablo Milad) quiso hablar conmigo y vino con otros directivos a Buenos Aires. Me gustó de la manera en que me hablaron y noté algo muy serio, las perspectivas que hay para la selección”, agregó sobre esa charla.

También entiende que llegó al banco por una situación inesperada. “Ellos tomaron una decisión porque Eduardo Berizzo se alejó de la selección, no por una cuestión o iniciativa de ellos, sino que fue de parte de Eduardo”, agregó.

Las críticas a Gareca en Perú

Muchos peruanos le han hecho la cruz a Ricardo Gareca por llegar a dirigir a Chile, la selección que consideran un clásico. Algo que lo tiene sin cuidado al estratega.

“De la gente en la calle siempre he recibido palabras de agradecimiento. En eso, muy bien”, comenzó explicando por lo que le ha tocado afrontar estos primeros meses.

Luego indica que “después he sentido críticas, pero lo único que hice fue respetar mis contratos en los tiempos que estuve, transcurrió ya un año y medio”.

Gareca deberá enfrentar a Perú en el inicio de la Copa América, duelo pactado para el 21 de junio. En la segunda fecha se medirá contra Argentina y rematará la fase de grupos contra Canadá.