Una gran sorpresa se produjo en el Australian Open: Novak Djokovic (1°), el gran favorito para ganar su torneo favorito, fue eliminado por el italiano Jannik Sinner (4°) en semifinales luego de una paliza.

Sinner, de 22 años, lo barrió con parciales de 6-1 y 6-2 en los dos primeros sets. El balcánico mostró su garra para recuperarse y ganar el tercero en un tie break, lo que supuso una remontada.

Sin embargo el italiano, que juega el mejor tenis de su carrera, mostró un gran temple en el cuarto set para conseguir un quiebre y poder cerrar el match con parciales de 6-1, 6-2, 6-7(6) y 6-3.

“Cuando juego contra Djokovic es obvio que sabes desde el principio que es un partido difícil. Pero en Grand Slams es diferente. Fue un partido difícil, especialmente cuando perdí el tercer set con puntos de partido. Intenté ser lo más positivo posible y hoy todo salió bien. Estoy realmente feliz”, sostuvo tras el partido.

Medvedev lo dio vuelta y jugará la final

Sinner enfrentará al número tres del mundo, Daniil Medvedev (3°), en la final del primer Grand Slam de la temporada. El ruso se metió al partido definitorio tras vencer espectacularmente al alemán Alexander Zverev (6°).

Medvedev perdió los dos primeros set, lo que lo llevó a cambiar su estrategia. Tras el final del partido dijo “voy a empezar a pegarle más fuerte, si pierdo no importa”.

Táctica que le dio resultado. El tercer y cuarto set lo ganó en tie break, lo que desmoronó a su rival. Así, el quinto set lo cerró con más tranquilidad y avanzó a la final con un marcador de 5-7, 3-6, 7-6(4), 7-6(5) y 6-3.

La definición por el título se jugará el domingo en la madrugada de Chile. Medvedev buscará su segundo título de Grand Slam (ganó el US Open 2021), mientras que Sinner no acumula ninguno en su palmarés.