El problema de la vacuna contra el Covid vuelve a golpear a Novak Djokovic. Esta vez para disputar el último Grand Slam de la temporada, el US Open, debido a que Estados Unidos no le entregará un permiso especial para entrar al país sin las dosis correspondientes contra el coronavirus.

"El US Open no tiene un mandato de vacunación para los jugadores, respetará la posición del gobierno de los EE. UU. con respecto a los viajes al país para ciudadanos no estadounidenses no vacunados", señalaron desde la Asociación de Tenis del gigante norteamericano.

Nole ya debió bajarse del Australian Open a comienzos de año por este mismo motivo. De hecho, aquella vez, ingresó al país oceánico y alcanzó a entrenar, sin embargo las autoridades australianas le prohibieron continuar ahí y debió viajar de vuelta a Serbia.

Un hecho que hizo lamentar a Goran Ivanisevic, técnico del número uno del mundo. "Es una situación un tanto complicada. Es complicado que Novak pueda jugar el último Grand Slam de la temporada. Ahora mismo hay más posibilidades de que el director del torneo de Umag me invite y gane el torneo a que Djokovic pueda jugar el US Open", comentó en el medio Slobodna Dalmacija de Croacia.

El ex tenista croata añadió que "Estados Unidos, como país, es inflexible a este tipo de situaciones. Prohíbe que los no vacunados puedan entrar al país. El torneo en sí no pone problemas de ningún tipo, pero la política del país es quien manda en este tipo de situaciones".

El torneo se jugará desde el 29 de agosto y finalizará el domingo 11 de septiembre. Chile estará representado por Alejandro Tabilo y Christian Garin, mientras que otros tenistas jugarán la qualy.