Una noche de dulces y agraz para las artes marciales mixtas chilenas se vivió la noche del viernes recién pasado. Gloria Bravo y Eduardo Matías Torres vieron acción en la jaula de Combate Global, pero con resultados diferentes para cada uno.

La atleta nacional logró volver al triunfo con una tremenda presentación ante la francesa Jade Jorand, con una sumisión en tan solo un round. Una victoria que aparece para empatar las cosas en su récord personal y levantar una carrera que se sigue estirando fuera del país.

Luego de haber caído en julio pasado, la gloriosa puso en marcha su plan de regreso de inmediato y en poco más de un mes volvió a subir a la jaula más importante del MMA latino. Fue ahí que llevó su juego ante una "Princess" que intentó aguantar, pero no logró evitar el daño en el piso.

Bravo encajó una palanca al brazo perfecta y logró finalizar el combate en 4 minutos y 36 segundos. Así, la chilena llega a un 5-5 en su récord y recupera el rumbo después de semanas difíciles en lo personal, pero que sirvieron de gatillo para encender su carrera.

 

Eduardo Torres pierde el invicto

La nota triste para los chilenos la puso Eduardo Matías Torres. El atleta nacional y campeón de LFN no pudo estirar su invicto, sumando su primera derrota a manos del estadounidense Nohelin Hernández en una verdadera guerra.

El cyborg hizo todo lo que pudo en un intenso combate ante su rival, pero la buena propuesta que tuvo en frente y algunos errores le terminaron costando el combate en las tarjetas, donde los jueces dieron por ganador al estadounidense por decisión unánime.

Torres inscribe así su primera derrota como profesional, pero sigue demostrando por qué es considerado uno de los mejores atletas de MMA en nuestro país.