Alberto Abarza llegó a Tokio 2020 dispuesto a hacer historia y hoy volvió a ratificarlo en la piscina paralímpica. El nadador chileno se quedó con la medalla de plata en los 200 metros libres S2 y sumó su segunda presea en la máxima competencia del deporte adaptado.

El oriundo de Cerrillos dio otra exhibición de su poderío en el agua, con un gran inicio en la primera mitad de la competencia. Sin embargo, el brasileño Gabriel dos Santos Araujo remontó en la segunda parte y se quedó con el oro.

El campeón paralímpico estableció un crono de 4 minutos, 6 segundos y 52 centésimas, contra 4 minutos y 14,17 segundos del chileno. El tercer lugar fue para el ruso Vladimir Danilenko, poco más de un segundo más tarde que el crédito nacional.

De esta forma, Abarza agrega una segunda medalla olímpica a su palmarés, convirtiéndose en el primer chileno que sube dos veces al podio en esta competencia, ya que se llevó el oro hace una semana en 100 metros espalda S2.

Además, el destacado atleta chileno puede sumar una tercera presea el próximo miércoles, cuando enfrente los 50 metros espalda en el cierre de su participación paralímpica. Una hazaña que no tiene antecedentes en este certamen.

"Llegar al podio nuevamente era lo máximo. Haber sacado el oro y ahora la plata, donde no teníamos expectativas, fue lo máximo", expresó Beto, que se ha convertido en la máxima figura chilena de la presente cita de los anillos.