Manchester City hizo historia este sábado 10 de junio recién pasado al coronarse campeón de la UEFA Champions League. Los ingleses vencieron 1-0 al Inter de Milán y alzaron la Orejona por primera vez en sus 129 años de vida, pero más allá del histórico logro hay un personaje en particular que se robó todas las miradas: Jack Grealish.

Pep Guardiola y sus pupilos alcanzaron la gloria en el Estadio Olímpico de Atatürk en Estambul y tras eso obviamente la celebración fue con todo. Eso sí, el extremo británico de 27 años se fue al chancho y se graduó como el amo y señor de la fiesta.

Jack Grealish: “No he dormido en 72 horas”

El futbolista de los Citizens no ha dejado de carretear -literalmente- desde que sonó el pitazo final que los coronó como campeones de la Champions, y en las distintas actividades que han tenido se le ha visto vuelto loco.

Y fue justamente en una de esas varias paradas de los festejos en la que Jack Grealish aprovechó para lanzar una increíble confesión. “No he dormido en 72 horas“, lanzó sobre una tarima en un estado bastante alegre.

El futbolista ha llamado la atención del mundo entero en los festejos por distintas situaciones. Una de ellas fue que apareció en las celebraciones de la madrugada del domingo todavía con el uniforme que usó en la final, mientras todos sus compañeros ya se habían cambiado de ropa hace rato.

Después se fueron todos de Turquía rumbo a Ibiza para seguir con los festejos, donde también se le vio feliz de la vida bebiendo todo tipo de alcoholes. “Este toma de todo”, acusó el argentino Julián Álvarez. Eso sí, en el regreso a Inglaterra presentó las primeras complicaciones.

“Se le ofreció una silla de ruedas para salir del hotel al avión”

Según reportan desde Daily Star, “a Grealish se le ofreció el uso de una silla de ruedas mientras Kyle Walker lo ayudaba cuando los ganadores de la Liga de Campeones salían de su hotel y regresaban a su avión privado”.

El informe también apunta que “un descanso en el avión pareció beneficiar a Grealish mientras regresaba a la fiesta para el desfile de Manchester con miles de personas en las calles. Cuando la presentadora Natalie Pike le preguntó si estaba bien durante la presentación en el escenario, Grealish dijo: ‘Sí… básicamente, durante las últimas 24 horas he tenido el mejor día y noche”.

De vuelta en Inglaterra, Grealish transmitió un video en vivo para mostrar como iban arriba del bus por la calles de Manchester mostrando la Champions League a miles de personas. Ahí volvió a robarse las miradas cuando Erling Haaland le dio vuelta una botella de espumante en la cabeza a modo de broma, y quedó sorprendido por varios segundos.

De momento, Jack Grealish tendrá que empezar a pensar en tomarse una pausa del carrete para poder estar en buenas condiciones para defender a la selección de Inglaterra en los duelos ante Malta y Macedonia del Norte por las clasificatorias para la Eurocopa 2024.