Una agridulce jornada vivió el Tottenham este sábado 15 de octubre, ya que por la fecha 11 de la Premier League venció con un contundente 2-0 al Everton y se pone al acecho de los líderes de la tabla de posiciones. Sin embargo, la cuota amarga la puso Richarlison, que se lesionó.

En el minuto 52 del duelo entre los Spurs y los Toffees en Londres -cuando todo seguía 0-0, el delantero brasileño de 25 años cayó al piso y tuvo que ser atentido por el cuerpo médico del club. Sin embargo, tras varios minutos tendido recibiendo atención el partido se acabó para él y tuvo que ser reemplazado.

Yves Bissouma fue el encargado de tomar el puesto del ariete oriundo de Nova Venécia, y tras eso vinieron los goles de Harry Kane de penal (59') y de Pierre-Emile Højbjerg (86') para ganar el partido. Sin embargo, la situación del lesionado jugador carioca no pintaba para nada bien.

Tras el pitazo final, Richarlison abandonó el estadio en muletas y en la salida fue consultado por algunos medios por su situación, y no pudo evitar romper en llanto al explicar que su sueño de jugar el Mundial de Qatar 2022 se aleja.

Es un poco difícil de hablar porque está de mi sueño. Ya he sufrido una lesión similar. La última vez, me quedé unos dos meses parado. El lunes tengo un examen que hacer, pero hasta para caminar duele. Esperemos”, lanzó Richarlison a la salida.

Así, las alarmas en Brasil se prenden con todo. A 36 días de que el Mundial de Qatar 2022 empiece, Richarlison parece estar más lejos que cerca de poder ir a la cita con el Brasil de Tite. Eso sí, primero habrá que esperar el diagnóstico médico, aunque la imagen llorando en muletas no es para nada alentadora.