Si hay un equipo en Europa que se está tomando en serio el mercado de fichajes, ese es Chelsea, que está dando golpes tras golpes, y de a poco armó un verdadero equipazo.

La última contratación del elenco que adiestra técnicamente Frank Lampard viene de jugar la final de la Champions League: Thiago Silva terminó contrato con PSG y recaló en el cuadro de Stamford Bridge.

El brasileño fue la última gran cara del conjunto de Londres, que ya cumplió su sanción de no fichar que le impusieron la temporada pasada, y aquello se lo tomó a pecho, ya que está como loco en el mercado, armando un once para pelear en la Premier League y en la Champions League.

A Thiago Silva se suman otros dos figuras confirmadas, como el marroquí Hakim Ziyech, el alemán Timo Werner, el inglés Ben Chilwell y el francés Malang Sarr.

Mientras que sigue trabajando en la incorporación del germano de Bayer Leverkusen Kai Havertz, quien arribaría a Chelsea a cambio de cerca de 80 millones de euros, contrato que está en su etapa decisiva.

Chelsea apuesta fuerte para la temporada 2020-2021, donde espera volver a estar entre los grandes protagonistas del Viejo Continente.