El 16 de febrero de 2020, justo antes de que la pandemia obligara a prohibir la entrada de público a los estadios, ocurrió un hecho insólito en el clásico entre Colo Colo y Universidad Católica.

El arquero cruzado, Matías Dituro, recibió un teléfono móvil que lanzaron desde las gradas. El argentino, atónito, lo tomó y bromeó con hacer una llamada, antes de pasárselo al referee.

La imagen de Dituro recorrió el mundo en su momento y un año y medio despúes fue inesperadamente retomada con fines lúdicos.

En Inglaterra crearon un meme con la foto para mofarse de Timo Werner, delantero del Chelsea, quien pese a ganar la Champions League, es criticado por su poca eficacia frente al arco.

En el meme se lee: "Baby espera, hay un contraataque", y después: "Ah, no cortes la llamada, es Werner".