Josep Guardiola ya piensa en el futuro del Manchester City. Tras su eliminación de la Champions League, el entrenador ciudadano se enfoca en quedarse con la Premier League y los desafíos que se le vienen para la próxima temporada.

El City ya busca refuerzos y, si se cumplen los deseos de Pep, un golpe puede llegar a la Premier League. Según informa el medio inglés The Guardian, el entrenador del Manchester City se quiere quedar con un jugador del Manchester United: Paul Pogba.

Pogba termina contrato con los Diablos Rojos al final de la temporada y puede llegar a su rival en junio. "City no puede acercarse oficialmente hasta que termine la temporada, pero están dispuestos a ofrecerle un contrato de cuatro años, con la opción de un año más", dijeron en The Guardian. 

El campeón del mundo quiere trabajar con Pep Guardiola, aunque su llegada al rival causaría controversia y, además, significaría un menor salario para Pogba. Por su parte, el City busca reforzar su mediocampo, el que sufrirá la baja de Fernandinho en junio. 

En su paso por el United, al cual regresó en 2016, Pogba marcó 29 goles en 157 partidos de la liga. Pep atrae al jugador francés, aunque París Saint-Germain, Juventus y Real Madrid también han mostrado interés por quedarse con él.