El paso de la Championship a la Premier League es todo un suceso en el fútbol inglés. Tal así que existe un ránking de los montos más elevados que se han pagado por jugadores que saltan de la división de plata a la de oro, con cifras impresionantes.

El podio se lo quedan dos monstruos como Nathan Ake y Moussa Sissoko, que llegaron a Manchester City y Tottenham a cambio de casi 50 y 38 millones de euros, respectivamente; y luego aparece Ollie Watkins, que le costó 36 millones a Aston Villa.

Y es precisamente Watkins, que en su condición de delantero, marca el parámetro para Ben Brereton en el Blackburn Rovers, club que estableció el mismo piso para llevarse al ariete chileno, autor de veinte goles en la presente temporada.

Así lo anuncia TEAMtalk, uno de los medios deportivos británicos más respetados en materia de mercado de fichajes y que asegura que se trata de "una comparación realista para Blackburn, si alguien hace una oferta concreta" por el jugador chileno.

De acuerdo a los reportes que llegan de la isla, Brighton, West Ham, Leeds , Wolves y Burnley han pedido referencias del chileno. Las Gaviotas tienen el favoritismo, porque han hecho varias operaciones con el Blackburn en el pasadoi reciente.

Pero nada está acordado aún. De hecho, una corriente asegura que la buena salud del equipo de Ben en la lucha por el ascenso a la Premier League aconseja retener al goleador, como ha señalado repetidamente el entrenador, Tony Mowbray.

Un fichaje récord para Chile
 

Si se concreta la estimación que tiene Blackburn Rovers para Ben Brereton, el delantero romperá varios registros para futbolistas chilenos y se ubicará en el podio de los jugadores más costosos de la historia.

El primer lugar corresponde a Alexis Sánchez con sus traspasos a Barcelona y a Arsenal, que superaron los 40 y 50 millones de euros respectivamente. Luego viene el pase de Arturo Vidal de Juventus a Bayern Mínich por 37,5 millones de euros.

 

 

De confirmarse los montos que piden los Rovers, los 36 millones de euros dejarían a Brereton en el cuarto lugar de la clasificación, superando a uno de los más grandes jugadores de la historia del fútbol chileno.

Se trata nada menos que de Marcelo Salas, quien saltó de la Lazio a la Juventus en 2001 a cambio de 25 millones de euros, que se componían de una fracción de 12,5 millones al contado y el pase de Darko Kovacevic, tasado en la otra mitad.