Hace casi siete meses, el programa Semillero Albo de DaleAlbo conversó con Miguel Ramírez, le preguntó qué le parecía el reconocimiento de la gente de Colo Colo y si cree que puede hacer de puente para asumir la dirección técnica del equipo en algún momento.

"Es una alegría por supuesto, el reconocimiento de la gente. Si me toca dirigir Colo Colo algún día sólo el tiempo lo dirá", dijo sonrojándose el entrenador de 51 años, que ayer dejó oficialmente la banca de O'Higgins en Rancagua y está nuevamente a disposición.

Lo cierto es que el Cacique no puede estar ajeno a los sueños de un ex campeón de la Copa Libertadores, que además tuvo al gerente deportivo del Cacique, Daniel Morón, como su compañero en aquellas gestas internacionales.

De todas formas, desde el entorno del ex defensor tienen una idea clara. Existe mayor afinidad con el sector de Leonidas Vial, que con el de Aníbal Mosa; y hay una buena relación con el Club Social y Deportivo y su presidente, Edmundo Valladades.

El problema es que no ha existido la oportunidad. Aunque Colo Colo ha tenido ocho entrenadores distintos desde 2015, fecha en que Miguel Ramírez comenzó su carrera como DT profesional en San Luis de Quillota, nunca estuvieron ambos disponibles.

Mientras el técnico dirigía al conjunto canario, al que supo mantener en Primera División casi cuatro temporadas, el Cacique tuvo al mando a Héctor Tapia, José Luis Sierra, Hugo González, Pablo Guede, Agustín Salvatierra y nuevamente Tapia.

Tito asumió el 24 de abril de 2018 y Ramírez quedó cesante un mes después, cuando anunció su salida de San Luis. Pero volvió rápidamente a las acciones y se puso al mando de Santiago Wanderers, lo salvó del descenso a Segunda División y lo metió en liguilla de ascenso.

En eso estaba cuando Colo Colo decide no renovar a Tapia e ir por Mario Salas como nuevo entrenador. En paralelo, Ramírez comenzaba a gestar la campaña que llevó a Primera División al conjunto caturro y al undécimo lugar en el accidentado torneo 2020.

 

 

Entre tanto, el Cacique navegó entre Mario Salas, Gualberto Jara y Gustavo Quinteros, quien se mantiene hasta la actualidad y cuenta con gran apoyo en los hinchas colocolinos y la dirigencia de Blanco y Negro, que renovó al DT argentino hasta fines de 2022.

La pregunta sobre si en definitiva se unirán los caminos de Miguel Ramírez y Colo Colo seguirá sin respuesta. Junto a otra gloria del pasado albo, como el PF Marcelo Oyarzún, tienen el fútbol europeo como horizonte. Pero el Cacique siempre está entre ceja y ceja.