Ignacio Jara se adaptó rápidamente a Colo Colo. A ocho meses de su llegada, el mediapunta es una de las armas de recambio de Gustavo Quinteros y festejó su último gol ante Santiago Wanderers, señal de sus progresos.

En conversación con La Redgoleta de Redgol, el Nacho reconoce que "siempre es importante anotar, tanto en lo personal como para aportar al equipo, eso es lo que vale. Hay una competencia sana. Siempre digo que es un buen grupo y una buena familia".

A la hora de las metas, el jugador está decidido. "El objetivo de Colo Colo es ser campeón. Es lo que queremos, pero iremos paso a paso. En lo personal, quiero ganar títulos, dejar mi nombre que es lo que me inculcó mi familia. Así que cuando se me dé la oportunidad, quiero hacer bien las cosas en el club", explica.

Para eso, cumple un riguroso plan de entrenamientos que le permiten pulir sus características. "Me gusta practicar las pelotas paradas, lanzar un buen centro, porque definen partidos y finales. Trato de enfocarme en ese tipo de cosas, porque es un plus importante en el que le puedo dar más al equipo. Me enfoco en dar un pase filtrado, justo al compañero, para que pueda hacer un buen centro o una buena definición", asume.

Pero si se habla de una combinación entre líneas, la referencia es Jorge Valdivia. "Sigo a jugadores de mi característica, del pase filtrado, que se atrevan a ir hacia adelante y es algo hermoso. No soy de mucha pirueta, no me gusta, me gusta más el fútbol clásico", resume.

Por eso, la última estadía del Mago en Colo Colo le dejó lecciones de vida a Jara: "Los disfruté a concho en el tiempo en que estuve con él, así como con el Mati (Matías Fernández). Además son jugadores que han ganado muchas cosas por la selección, por sus clubes".

"Siempre los veo, al igual que cuando chico. Valdivia era mi ídolo. Iba a sacarme fotos con ellos en la selección y era algo hermoso. Después tenerlos de compañero... traté siempre de aprovecharlo, de tomar sus consejos", puntualiza el formado en Cobreloa.

Entre las indicaciones del Mago, hubo una especial. "Recuerdo mucho en el último partido con la U de Conce, los consejos que me daba el Mago y que nunca esperé. Queda en los recuerdos, así como imitar las cosas buenas que ellos hacen", atesora.

Valdivia dejó su impronta sobre Jara. "Me dijo que tuviera calma, que me tomara un segundo más para una mejor decisión, que siempre pidiera la pelota, que no tuviera miedo en pedirla y eso me dio mucha valentía para un partido importantísimo", recuerda el ariete.

Lo que viene ahora para Colo Colo es Melipilla, este domingo en el estadio Nicolás Chahuán de La Calera. En la defensa de los Potros aparecerá un viejo conocido de Nacho, Miguel Sanhueza, con quien compartió en sus inicios en Cobreloa.

"¿Algún mensaje? ¡Que tenga cuidado! Jajajá. Es un amigo. Obviamente compartimos muchos años en Calama. Él me recibió cuando estaba en inferiores, le tengo un gran cariño. Siempre estamos hablando y ojalá lo pueda ver", completó Jara.