Nelson Sandoval, histórico exfutbolista chileno formado en Colo Colo en los años 80, vivió un momento muy delicado. Complejo panorama de salud en el que logró avanzar por sus cercanos, y aunque lamenta no haber recibido ayuda del Sifup se alegra por si haberla tenido de parte de Claudio Bravo.

Producto de la diabetes que sufre, al retirado jugador le tuvieron que amputar su pierna izquierda y fue gracias a la ayuda de los amigos que le dejó el fútbol que logró conseguir una prótesis para volver a caminar. Todo mientras que en el Sindicato de Futbolistas Profesionales ni siquiera le preguntaron como estaba.

Sandoval, que supo ser campeón tres veces de la Copa Chile (1988, 1989 y 1990) y una vez del Campeonato Nacional (1989) con el Cacique, habla con RedGol para contar su verdad.

Cuando yo caí al hospital y me amputaron hubo gente del fútbol que me preguntó por el Sifup, y recuerdo que a la semana que caí me entrevistaron de Radio ADN y me preguntaron por eso, y yo les dije la verdad”, dispara de entrada.

Tras eso, recuerda que les dijo que “quiero pensar que a lo mejor no saben porque fue todo tan rápido, y después de eso me llamó un compañero de Colo Colo y me dice que algo escuchó que me iban a llamar del Sifup”.

Eso sí, cuenta que “hasta el día de hoy nadie me ha llamado, y cuando me dicen eso yo en ese momento me alegré pensando que alguna ayuda iba a tener”.

“Pensé que el Sifup estaría presente, pero no fue así”

“Lo primero que pensé fue cuando estábamos en los paros en los tiempos que yo empecé a jugar y éramos como una familia. Eso es lo que yo pensaba que iba a pasar pero no fue así“, añade.

Después Sandoval deja en claro que “hasta el día de hoy nadie me ha llamado, ni Gamadiel García, ni Luis Marín, ni ningún otro, entonces no puedo mentir y decir que me llamaron o que están haciendo algo porque no ha sido así”.

Nelson expone que sus palabras salen “sin tratar de molestar a nadie, pero si se molestaron me tienen que disculpar porque estoy diciendo la verdad y la manera en como lo pienso yo”.

Tras eso, recuerda que en sus tiempos “nos mamamos paros, letras bancarias. Cualquiera de mis compañeros puede decir que esperaban un partido de un clásico o algo para poderte pagar porque a veces pasaba un mes”.

“Los meses para nosotros duraban 50 días y a veces 65 días y eran dos meses que estabas impago, y yo creo que la gente que está ahora en el fútbol no les pasa eso. ¿Por qué? Porque como son Sociedad Anónima no se pueden atrasar, entonces es un poco la molestia que tengo yo, por qué no acordarse de sus pares que desde atrás hicieron la fuerza para que ellos ahora estén bien”, dispara.

Así, con justa razón reclama y apunta que “lo que están viviendo los jugadores de este tiempo es lo que se logró desde atrás“.

Muchos más como él y el fondo de retiro del Sifup

“Salió mi nombre porque se dio así, pero yo puedo nombrar a Arturo Jáuregui, Juan Carlos Orellana, Jaime Matamala, Lucho Guarda, Zepeda de Audax, y así hay muchos más que están en el anonimato”, complementa Nelson Sandoval.

Continúa detallando que “en Puerto Montt, Arica, Iquique, Copiapó, Serena, Coquimbo, Curicó, en mil partes, uno se centraliza mucho acá en Santiago, pero hay mucha gente que está para afuera, y esos a lo mejor necesitan la misma ayuda”.

“Por eso no me cabe la gestión que están haciendo, y no sé por qué pasó esto, me encantaría saberlo y saber por qué decidieron ese tipo de cosas, si tanto dinero había llegado, a ver, que te llegara alguna cosita o alguna alita para todos yo creo que hubiera sido maravilloso”, señala Sandoval.

Tras eso, Nelson se refiere al fondo de retiro. “Todos los futbolistas, tanto los de ahora como lo antiguos, necesitan de eso“, reconoce de entrada.

“Yo no estoy criticando ni a Matías Fernández, que es un pan de Dios el chico, ni a Isaías Peralta ni a ninguno de los que están recibiendo esto, no critico eso, yo lo que critico es la gestión para repartir”, lanza.

“Eso lo idearon todos los futbolistas para atrás, y te estoy hablando de gente reconocida en el fútbol y que hizo mucho por Chile, y hay personas que no están recibiendo eso solo por estar de un tiempo hacia atrás de la gestión de ellos, entonces eso es lo que no me parece”, reconoce.

“El Sifup tiene que despertar”

Sandoval añade que “es tanto dinero el que llegó que se podría haber repartido igual, a lo mejor se hubiera demorado un poco más analizando cada persona, o tiempo, o década, como quieran llamarlo, pero no pasaría esto porque no te sentirías pasado a llevar.

“Yo he conversado con muchos en estos días, y hay muchos que a lo mejor no lo necesitan y a lo mejor no lo van a recibir, pero si hay otros que lo necesitan y todavía estamos a tiempo de revertirlo, pero tienen que despertar ellos”, dice.

“Nosotros estamos peleando por algo que creemos que es justo, pero los que tienen que despertar son ellos”, insiste. Y tras eso se lanza con todo.

“Yo en la noche le pido a Dios, le doy las gracias por el día que me dio, pongo la cabeza en mi almohada y duermo tranquilo, pero no sé si ellos lo podrán hacer, no sé si pueden dormir tranquilos, a lo mejor duermen con harta plata y están tranquilos económicamente, pero no sé si sus mentes estarán tan tranquilas”, cerró.

La increíble ayuda de Claudio Bravo

Fue en septiembre de este año que el mundo del fútbol chileno, encabezados por Rodrigo Pérez y el mismísmo Claudio Bravo, se unió para ir en ayuda de Nelson Sandoval y que pudiera tener su prótesis. Algo que a él lo emociona.

“Eso ha sido lo más lindo. Yo siempre he dicho, hasta el día de hoy, quizás hay una persona por ahí que quizás yo no sea santo de su devoción, pero la verdad es que yo no la conozco, y si yo no la conozco es porque he estado haciendo las cosas bien y he sido una buena persona en la vida”, señala.

Así, expone que “me di cuenta que recibí cariño de todos lados, excompañeros que solo he jugado en contra y los vi una pura vez y se daban el tiempo de llamarme, y eso me llena de orgullo y es muy alentador para mí”.

“Yo llegué a un momento en el que necesité de ayuda porque ya estaba en un pozo con mi señora con accidente cerebrovascular y con limitaciones para caminar, en sus brazos y piernas, mi hijo con cáncer que se le ponen los ojos negros de puro dolor por el tumor que tiene, entonces yo no podía decaer”, dice.

“Pensé en hablar con la gente del fútbol e hice un video pidiendo la ayuda para poder comprar mi prótesis, y fue así”, señaló.

Tras eso, Sandoval destaca que “se logró, fue tanta gente, hasta Claudio Bravo, el gran capitán, aportó y me dio un millón de pesos, ¿sabes lo que es eso para mí? No me quedaba de otra, Claudio es así”.

“Fue linda toda la ayuda”

“Me mandó un mensaje con Rodrigo Pérez. Es un plus, y fue muy lindo ese momento”, recuerda sobre Bravo para cerrar. Pero también reconoce que no fue el único.

“Pero también como fue lindo ese momento fue linda la ayuda también de chicos que a lo mejor tienen más problemas que yo, imagínate, y pusieron su granito de arena, cinco mil o diez mil pesos, eso se junta con otro y también vale”, apunta.

Por eso, señala que “yo lo de Claudio lo destaco por quien es él, y no me extraña por la persona que es”.

“También hay un club que se llama Mapuche, que yo después de jugar el fútbol profesional empecé a jugar con amigos en la Liga La Reina, y ese grupo también me impresionó porque fue el primero que generó una ayuda”, destaca.

“Yo caí al hospital y ese grupo al otro día ya estaba allá, por eso lo recalco. Y así también se juntaron chicos de Palestino, de Santiago Morning, Rodrigo Pérez con los chicos de O’Higgins, Deportes Temuco donde estuve el 91, Deporte Concepción en el 92, Víctor González también llevando la batuta por parte de San Felipe, Roberto Cerino por el lado de Coquimbo, y si empiezo a nombrar podríamos estar toda la tarde, el mismo Mauricio Gejman presidente mío el 91 también hizo parte, o sea, como no me voy a sentir orgulloso de la persona que soy y veo con tanto cariño a tanta gente”, concluyó.