Antes de que jugara el primer Mundial de fútbol, la selección de Uruguay ganó las medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1930.

Para muchos charrúas esas preseas doradas equivalen a Copas del Mundo, tanto es así, que en su camiseta tienen cuatro estrellas arriba del escudo, correspondientes a los mundiales de 1930 y 1950, y a los dos títulos olímpicos mencionados.

La FIFA está inquieta con esta interpretación de los uruguayos y pidió a la empresa Puma, marca que viste a la celeste, que quitara dos de las estrellas.

Pero claramente en Uruguay no está dispuestos a prescindir de ellas. Jorge Casales, director de competiciones de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), señaló: "Estamos trabajando para revocar la decisión de FIFA o que reconozcan que los Juegos Olímpicos son considerados como campeonatos mundiales".

 

"Uruguay va a hacer valer con argumentos torcer esta decisión de FIFA. Por ahora estamos abocados a la logística de modificar las camisetas para las Eliminatorias", añadió.

Y finalizó tajante: "Uruguay fue campeón del mundo cuatro veces a pesar de que antes de 1930 no se disputaban los Campeonatos del Mundo".