La designación de la ex seleccionada chilena, Alexandra Benado, como nueva ministra del Deporte del gabinete de Gabriel Boric estuvo teñida de polémica, ya que inmediatamente tras el nombramiento surgieron preocupantes denuncias.

Ex trabajadores de Londres 38, donde Benado era coordinadora general, lanzaron una funa en redes sociales apuntando a la mujer por supuestos maltratos laborales.

Pese a que los ex subordinados de la futura ministra borraro rápidamente las acusaciones, el tema quedó dando vueltas en el ambiente, por lo que la otrora capitana de La Roja femenina salió a dar su versión de los hechos.

En diálogo con Radio ADN, Benado alzó la voz y se defendió de las funas, asegurando de manera categórica que nunca maltrató a sus trabajadores.

“Tal como lo señaló Londres 38, las relaciones labores nunca son fáciles y siempre en los ambientes de trabajo uno puede tener temas complejos de resolver”, comenzó diciendo.

La futura ministra explicó que “trabajar con derechos humanos en Chile es muy difícil y sobre todo después del Estallido Social se hizo aún más complejo”.

“Me gustaría decir que Londres 38 aclaró que no existen tales actos como están apareciendo en las redes sociales, por supuesto que aquello yo lo comparto", aseguró.

En la misma línea, Alexandra Benado aclaró que "sin embargo y con mucha humildad quiero decir que si alguien se sintió ofendido o incómodo por alguna forma o alguna actitud en un contexto puntual dentro del trabajo, no tengo ninguna dificultad de ofrecer disculpas”.

De esta manera la ex seleccionada nacional y capitana de La Roja dio por cerrada la polémica y espera dejar atrás el amargo episodio, todo con miras a enfocarse en los potentes desafíos que tendrá por delante como parte del gabinete del Presidente electo, Gabriel Boric.