La pandemia ha privado de muchas cosas. Un tiempo también lo hizo con el público de los estadios, donde muchos jugadores que se despidieron de la profesión no lo pudieron hacer con sus hinchas. Por lo mismo, Nicolás Peric, en una entrevista que hizo con Johnny Herrera para el Sifup, destaca las ganas que tiene de jugar el último duelo con la gente que lo quiere.

"Eso es lo más injusto, lo tengo clarísimo. Yo incluso quería jugar seis meses más para que hubiese mil personas, para haber tenido un espacio en el estadio con mi gente, haberme acercado, haber levantado los brazos, haber escuchado un aplauso y haberme ido, pero bueno… No pude, no se dio la circunstancia, no hubo ganas de una de las partes para que fuera así, y lo asumo como lo que es. De todas formas, en algún momento, haremos un partido de despedida, para poder estar con los amigos del fútbol, estaremos los dos con Johnny y la gente que quiero", destaca Peric.

Eso sí, incluyendo a Herrera en el pedido, asegura que es necesario planificar una despedida en grande. "De alguna forma, creo que lo merecemos ambos, el poder escuchar el último aplauso. Y nada más que eso, no merecemos más que eso, que después de tantos años de carrera escuchar ese último aplauso. Espero cumplirlo, tengo muchas ganas de poder hacerlo cuando pasemos toda esta pandemia y estemos todos vacunados. A ver si en diciembre podemos darle curso a una despedida, hacer algo entretenido, entre amigos", destaca.

Por su parte, Johnny Herrera asegura que vivió un momento especial cuando le tocó colgar los guantes, pero no se esperaba mucho porque de cada institución que salió no se fue en buena forma.

"Yo me retiré sin esperar mucho de parte de los clubes o de la gestión de un posible retiro, porque me fui peleado de la U, y de Everton no salí muy bien tampoco; y a pesar que el presidente me envió un mensaje al final, yo no lo culpo tanto a él, sino que a quienes lo aconsejan, que no saben lo que es el fútbol. Entonces privilegian mucho más los intereses propios de tener un trabajo estable, que el bien común de tu propia institución", detalla Herrera, quien ahora es rostro de TNT Sports.

Pese a todo, al portero e ídolo azul le queda la tranquilidad de que el presidente de Azul Azul le dejara abierta la opción de una despedida del club, algo que tiene conforme a Herrera a la espera que pueda llevarla a cabo.

"Por eso, cuando me retiro y lo anuncio, por lo menos me llamó Cristián Aubert, que es el presidente de la U. El me ofrece y me abre las puertas del club, que es lo que yo quiero. Entonces, eso sanó un poco la herida que tenía con la U, porque de alguna u otra forma yo conviví más con la U que con mi propia familia, porque llegué a los 13 años, entonces a mí me educaron, me hicieron persona y me llevaron por el buen camino, por decirlo de alguna forma. Entonces todas esas cosas, yo también las valoro", finaliza.