El resultado más inesperado de los partidos de ida de los cuartos de final de la Champions League se dio en España con el triunfo 1-0 de Villarreal sobre el Bayern Munich pero no solo por lo que dice el marcador sino que la victoria de los locales pudo haber sido más amplia en una presentación casi perfecta.

Arnaud Danjuma marcó el único tanto del Submarino Amarillo ante unos bávaros que fueron irreconocibles y poco pudieron inquietar el arco de Gerónimo Rulli, todo lo contrario a lo sucedido con Manuel Neuer que incluso se salvó de recibir un gol en contra producto de horror de su parte.

Esto pone a los de la comunidad valenciana en una posición favorable para avanzar a las semifinales por segunda vez en su historia, una hazaña que solo ha logrado en la institución Manuel Pellegrini en la temporada 2005-06 en la que sin duda se consagró como el equipo revelación.

¿Cómo fueron los cuartos de final para el Ingeniero en esa ocasión? Fue la ya inexistente regla del gol de visitante la que los hizo avanzar ante Inter de Milán. Cayeron 2-1 en Italia pero en casa un tanto del argentino Rodolfo Arruabarrena fue suficiente para que se desatara la locura amarilla.

Ahora Emery, quien en 2017 con el PSG había sido el último técnico en ganarle a Bayern Munich con los alemanes de visitantes en Champions League, tiene un duro reto de ir a tierras bávaras buscando mantener el 1-0 en el marcador global para igualar la tremenda hazaña de Pellegrini.