Inter de Milán busca frenéticamente la desvinculación de Alexis Sánchez del cuadro lombardo, debido a que eso acelerará la llegada del delantero que busca el cuadro lombardo para la siguiente temporada: Paulo Dybala.

El problema para el club es que aún queda un año de contrato con el tocopillano, que era el jugador mejor pagado de la plantilla: cerca de 7 millones de euros anuales recibió el formado en Cobreloa, un dinero muy elevado para las alicaídas arcas interistas.

En vista de que ningún club quiere comprarlo, tiene que negociar su salida. La idea de la escuadra nerazzurri es pagarle cerca de 4 millones de euros para poner fin al contrato según señaló el medio Tuttosport, algo que no convence totalmente al jugador ni a la agencia que lo maneja.

Complejo panorama, ya que esperan poder fichar a Dybala luego de que se concrete la salida del chileno. Y deben apurarse, debido a que en Europa apareció la información de que Real Madrid espera contratar al argentino.

Un tema que inquietó al Inter ya que no quiere perder la opción de tener a la Joya en su plantel, donde la idea es que conforme un ataque soñado con Lautaro Martínez y Romelu Lukaku, otro que puede regresar a jugar a la capital de la moda.

Por ahora Alexis disfruta sus vacaciones a la espera de que se defina su futuro, donde ha sonado fuertemente en Olympique de Marsella, River Plate y Sevilla, entre otros clubes. Claro que en caso de no llegar a acuerdo, deberá presentarse a la pretemporada del Inter en julio.