Cuando muchos se preguntaban por qué Universidad de Chile parecía tan tranquila mientras coqueteaba con el descenso directo en el Campeonato Nacional, aparecen sorpresivamente los antecedentes que fundamentan esta condición.

Se trata de la denuncia anónima que se investiga en contra de Deportes Melipilla por la existencia de un doble contrato en un jugador que actuó en la primera parte del Campeonato Nacional, el delantero Nicolás Forttes.

Según reveló AS.com, el ariete de 24 años recibió depósitos por 500 mil pesos en su cuenta bancaria, originados por Paula Viviana Medel Torres, quien no tiene ninguna relación con Melipilla ni su socio, Lautaro de Buin.

Forttes jugó sólo 18 minutos y dos partidos oficiales para los Potros en la presente temporada, ante Audax Italiano y Santiago Wanderers, ya que en el segundo semestre fue traspasado precisamente a Lautaro, donde se encuentra en este minuto.

El doble contrato o pago en negro está penado por la ANFP, al punto de que significó el descenso de Lauraro de Buin a Segunda División a principios de año, luego de que se conociera este tipo de práctica durante la campaña 2020.

En el caso de Melipilla, la pérdida de la categoría favorecerá directamente a los otros cuatro equipos en riesgo de descenso (Huachipato, Universidad de Chile, Curicó Unido y Cobresal), que ahora sólo arriesgan jugar la final por la promoción ante el subcampeón de Primera B.

Quién es Nicolás Forttes

Pero una de las incógnitas que quedan en el tintero es especialmente quién es Nicolás Forttes, el protagonista de todo el desaguisado contractual. Se trata de un delantero de 24 años, con recorrido en selecciones menores y las tres divisiones del fútbol profesional.

En sus orígenes, el ariete se formó en Universidad de Chile hasta saltar a una academia de talentos que lo depositó en el Alcanenense de Portugal, que compite en una liga regional. A fines de 2017 regresó a Chile y comenzó su carrera desde abajo.

 

 

Deportes Copiapó fue su primera estación en Primera B hasta 2019, cuando se mudó a Fernández Vial en Segunda División. Luego integró la plantilla de Colchagua y sumó un breve paso por el Eendracht Aalter de Bélgica.

En 2021 regresa al país para integrar al recién ascendido Deportes Melipilla, pero después de dos partidos en la primera rueda emigró a Lautaro de Buin, donde suma un gol en siete presentaciones.