El ex volante de la selección chilena, Marcelo Díaz, no está siendo considerado en Libertad de Paraguay, equipo al que llegó como estrella a mediados del 2021.

Carepato, de 35 años, tiene contrato hasta diciembre de 2022, pero buscará salir del club en junio próximo, debido a la situación que vive.

En conversación con el programa "Hablemos del Bulla", el ex mediocampista del Celta de Vigo reconoció que su sueño es volver a jugar en Universidad de Chile, asegurando que aún tiene mucho por entregar.

"¿Soy caro para la U? Nada... Hay un tema bien claro. Mis hijos viven en Chile, y yo vivo solo en Paraguay, entonces la ganas de de volver al país son inminentes. Pronto voy a estar de vuelta, sueño con que esa vuelta sea en la U, pero si no se da así, hay que ver qué opciones hay para estar allá. Quiero terminar de buena forma mi carrera, quiero terminar jugando y ser un verdadero aporte donde me toque ir. Creo que tengo todas las capacidades para lograr eso", señaló el mediocampista.

Sobre los hinchas que piden su regreso, comentó: "Yo les agradezco muchísimo a los hinchas, porque me hacen llegar mensajes y buenas vibras, sobre todo en estos momentos que en Paraguay no lo paso bien. El cariño que me muestran es el mismo que yo tengo".

Luego, explicó su situación contractual: "Me queda hasta diciembre contrato, pero debido a la situación que vivo acá, creo que junio puede ser una buena ventana de salida. Intentaremos llegar a un acuerdo con la gente de acá, porque finalmente para ellos tampoco es lindo".

"Me pagan por no jugar y yo lo único que quiero es jugar. Es incómodo para ellos como para mí. Yo me entreno bien, no tengo ninguna lesión, físicamente paso por un buen momento, pero mi idea es jugar. Voy a ver la posibilidad ya concreta de desvincularme de acá en junio", añadió.

Marcelo Díaz no es tenido en cuenta en Libertad de Paraguay

Marcelo Díaz no es tenido en cuenta en Libertad de Paraguay

Díaz dice que quiere ayudar a que la U salga del mal momento que vive: "Sería motivante llegar a una U así. Yo tengo tatuada la insignia en el pecho. Ir a segunda, tercera o cuarta con la U es el sueño, si al final es el lugar donde quiero estar, donde sueño estar. No hay nada que a mí me ponga una traba para ir. Siempre voy a tener la puertas abiertas. El amor no se olvida. Aunque me cierren las puertas mil veces, yo las voy a seguir teniendo abiertas".

El volante asegura que está en perfectas condiciones: "Si no tuviera la capacidad como para llegar, yo no me ofrecería. Estoy todavía con los cinco sentidos buen puestos y todavía con mucha bencina para soltar. No me gustaría volver a Chile a x equipo, demostrar que sigo estando muy vigente y después que me llamen de la U, sería absurdo".

Sobre anteriores opciones que tuvo para volver, señaló: "Yo nunca he hablado con Roggiero, pero sí habló con mi representante. Ahí dijo que buscaba jugadores de otras características, que era imposible que yo fuera a la U".

"Yo quiero que me digan que sí o no. Yo no quiero que me estén tramitando, como si fuese un jugador de proyección. Yo ya soy un jugador calado, sé lo que es jugar en un equipo grande, estuve mucho tiempo en la selección, así que no creo que se me olvide jugar a la pelota", finalizó.