El rector de la casa de estudios de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, se refirió al presente del equipo del Chuncho en medio de los nuevos fracasos de Azul Azul confirmados en las salidas del entrenador Santiago Escobar y el ahora ex gerente deportivo, Luis Roggiero.

Este jueves el presidente de Azul Azul, Michael Clark, dijo en rueda de prensa que “debo reconocer sin rodeos que hemos dado un paso en falso. Hemos cometido errores, pero vamos a trabajar para remediarlo, porque estamos a tiempo para hacerlo y más importante aún, porque es nuestra obligación”.

En conversación con Radio Cooperativa, Vivaldi reiteró cierta molestia de la Casa de Bello con la concesionaria responsable de los destinos de Universidad de Chile.

“La verdad es que nosotros, y lo hemos dicho siempre, tenemos que actuar en conformidad con la ley. Y en la medida de que las cosas que se hacen son legales, tenemos que estar con ellas. Pero nosotros hemos realizado todo lo posible por hacer notar algunas características, que nuestra directora Carolina Coppo expresó muy bien en una entrevista, y estamos muy preocupados”, dijo el rector de la U.

Ennio Vivaldi agrega: “sentimos que cosas clave, como los valores deportivos, hay que defenderlos a como dé lugar, porque están siendo atacados por intereses comerciales demasiado obvios, intereses comerciales demasiado evidentes en todo el mundo. Está bien que corra plata, pero sin confundirlo con el sentimiento, la pasión, el ir a ver a un equipo a la cancha o practicar deporte”.

“Hasta donde podamos, debemos tratar de disminuir o limitar la mercantilización del deporte profesional. Este es un equipo que genera emoción como pocos equipos en el mundo y que tiene una hinchada incondicional, pero lamentablemente el vínculo que se ha establecido entre los nuevos propietarios y la gente que sigue al club, incluyendo la universidad y los valores que implican, ha dejado, como dice la gente elegante, amplio espacio para la mejoría”, complementó el responsable de la casa de estudios.

Para cerrar Ennio Vivaldi fue tajante al considerar cuál es la clave para que Universidad de Chile salga del pozo sin fondo en el que se metió institucional y deportivamente: “pensamos que la solución de fondo es que la gente participe activamente en el club y no sea una empresa más como cualquier otra”.