Uno de los fichajes que más expectativa causó en Universidad de Chile para la pasada temporada del Campeonato Nacional fue el de Marcelo Cañete, pero al igual que gran parte del equipo el rendimiento no cumplió del todo las expectativas y el club decidió rescindir de su contrato.

Al conocer que no seguirá en el club, hizo un balance de su etapa. "Fue muy rápido mi paso, fueron ocho meses. fue un año difícil para todos, creo que el único destacable fue (Joaquín) Larrivey. Mi paso, si bien soy muy autocrítico, no fue bueno, pero en los momentos que tenía que estar creo que aparecí", dijo a Todos Somos Técnicos de TNT Sports.

El ex de Cobresal manifiesta sentirse a gusto representando al Bulla. "Me quiero quedar en la U, me gusta el club, me gustan los hinchas como se manifiestan y el apoyo incondicional. Como saben soy jugador transferible y el entrenador no va a contar conmigo, respeto su decisión, pero bueno, hay que seguir ahora, no se que va a pasar conmigo, me quedan dos años de contrato", indicó.

"Me sorprendió muchísimo el hecho de que me dejaran afuera. Pero la decisión ya estaba tomada antes de que llegara el entrenador. Si bien llegó Jeisson Vargas, que juega en la misma posición, no somos iguales. Pero también puede existir competencia sana", puntualizó el argentino.

"Me llamó mucho la atención, más sabiendo cómo juega el entrenador. Con el técnico no llegué a hablar. No me llamó, la decisión ya estaba tomada desde antes que terminara el campeonato. Cuando terminó ya al día siguiente me dijeron que no me iban a tener en cuenta. Lo más justo sería darme la posibilidad de presentarme y que el entrenador tome la decisión", indicó Cañete sobre la salida de Universidad de Chile.