Lucas Assadi todavía sonríe cuando recuerda su primer gol como futbolista profesional. Sirvió además para que la Universidad de Chile encaminara una victoria frente a Palestino que cortó una racha de ocho partidos sin ganar en el Campeonato Nacional 2022. La perla de los azules, quien junto con Darío Osorio forman una dupla que llena de ilusión al Romántico Viajero, parece haberse ganado un lugar en la oncena estelar con Sebastián Miranda en la dirección técnica. 

Por estos días, el talentosísimo volante ofensivo de 18 años trabaja con la mira fija en el clásico universitario válido por los cuartos de final de ida de la Copa Chile. Todo apunta a que será titular ante la Universidad Católica, que llegará a ese duelo con muchos inconvenientes para cumplir con las estipulaciones de jugadores Sub 21 que exigen las bases del torneo. 

Y también tuvo tiempo para repasar parte de su corta, pero muy ilusionante carrera. Assadi conversó con la Emisora Bullanguera y reveló que estuvo a punto de abandonar la actividad antes de llegar al primer equipo de la U. "El momento más complicado fue la pandemia. Me desmotivé demasiado", manifestó el "20" de los laicos. 

"Conversé con mis padres, pensé en dejar el club y dedicarme a estudiar. Me costó salir de eso", agregó el futbolista nacido el 8 de enero de 2004. Pero pudo dejar atrás esas sensaciones, aunque fue complejo. La poca actividad dejó demasiado tiempo para darle vuelta a esa idea en su mente. "Prácticamente no había torneos, eran puros amistosos. Tuvimos un campeonato ese año y jugamos tres partidos. Quedamos eliminados en semifinales", relató el promisorio jugador de los azules, quien ha disputado 1.013 minutos en el torneo. 

La importancia de Gonzalo Espinoza para Lucas Assadi

Lucas Assadi superó esa intención. Y avanzó rumbo al plantel estelar de la Universidad de Chile, donde hace varios años se escucha de su potencial. Su llegada al primer equipo se hizo más fácil gracias a la ayuda de un par de jugadores de vasta experiencia, según contó el prometedor volante, cada vez más habitual en las oncenas del Bulla. 

"Esteban Valencia se me acercó y me dijo que este era el paso que venía soñando y trabajando durante mucho tiempo. Que acá lo tenía. Me dijo que le tenía que sacar provecho a los más grandes, que fueron un siete conmigo cuando llegué. Augusto Barrios y Gonzalo Espinoza fueron los que mejor me recibieron", recordó en alusión a 2021, cuando subió al cuadro adulto.