Universidad de Chile no ha logrado levantar el rumbo tras la derrota en el Superclásico ante Colo Colo y ya acumula tres fechas sin saber de triunfos. Los azules no se han visto bien en la cancha durante las últimas jornadas, complicándose en la tabla de posiciones del Campeonato Nacional y ya quedando practicamente descartados de la lucha por el título.

Después de la derrota ante Santiago Wanderers y el empate lleno de lesionados ante Deportes Antofagasta, Esteban Valencia se vio obligado a mover las piezas. Y una de las variantes que sumó fue la de Camilo Moya, pero las cosas salieron totalmente opuestas a lo esperado.

En el duelo ante Everton, donde la U tuvo que sufrir con los tacos que los hicieron llegar sobre la hora al estadio Sausalito, el volante apenas sumó minutos. Y es que cuando el reloj marcaba los 2', se fue expulsado por una fuerte entrada.

Moya fue a disputar una pelota con Dilan Zúñiga a los 20 segundos de partido, cuando al intentar patear el balón dejó la pierna arriba. El impacto en la rodilla del ruletero quedó en evidencia, pero no fue hasta la intervención del VAR que el árbitro José Cabero decidió mostrarle la tarjeta roja.

La U quedó con 10 apenas comenzó el partido y terminó cayendo por la cuenta mínima. Y como si el resultado no fuese suficiente, la noche de este martes el Tribunal de Disciplina le entregó otro dolor de cabeza al Bulla, ya que el volante recibió un castigo de dos fechas.

Tras el informe del juez y la fea entrada a Zúñiga, Moya tuvo una dura sanción, la que lo marginará de los próximos compromisos. Unos que no serán nada de fáciles, ya que la U tendrá que enfrentar a Audax Italiano y Palestino.

Valencia tendrá que mover nuevamente las piezas en su esquema para volver a recuperar la sonrisa. Eso sí, una buena noticia es que para el choque con los itálicos recuperan a Mario Sandoval (expulsado ante Colo Colo) y Marcelo Morales (vio la roja ante Santiago Wanderers).