Universidad Católica no solo se juega un cupo en los cuartos de final de la Copa Chile este sábado ante Audax Italiano, sino que tiene una cita con la historia pues se despedirá por unos meses de San Carlos de Apoquindo, que se prepara para una remodelación que dejará al equipo fuera de su caso por una buena cantidad de tiempo.

Más allá de la necesidad de avanzar en la competición en medio de una temporada bastante complicada, los Cruzados salieron totalmente inspirados al terreno de juego, el cual quieren dejar con las mejores sensaciones y en el primer tiempo lo demostraron al máximo con feroz arranque ofensivo.

En poco menos de 25 minutos, los de Ariel Holan ya tenían ventaja de dos goles en el marcador. El primero llegó por medio de Fernando Zampedri en una rápida transición de los locales que condujo César Pinares, se juntó con José Pedro Fuenzalida y ese tocó para Fernando Zampedri, quien resolvió con una fina vaselina sobre el portero Tomás Ahumada.

El recinto de Las Condes ya era una fiesta con esta anotación pero prácticamente de inmediato, en una acción por la banda derecha, Mauricio Isla hizo uno de sus tradicionales desbordes para luego mandar un tremendo centro que buscaba al Toro pero en el camino Pablo Alvarado la desvió a su propio arco.

Con estos tantos, Universidad Católica toma ventaja de cuatro goles en la serie ante Audax Italiano para dar un tremendo paso a la ronda de los mejores ocho de esta edición de la Copa Chile.