Maná fue uno de los números más exitosos en la última edición del Festival de Viña del Mar. Los mexicanos se llevaron todos los premios desde la Quinta Vergara, además del cariño de sus seguidores. Claro que esta no fue su única presentación en Chile, ya que también brillaron en el Movistar Arena.

Liderados por Fher Olvera, la agrupación supo hacer corear a la ciudad jardín sus éxitos de siempre, los cuales transformaron a la Quinta Vergara en un verdadero karaoke. Incluso, la banda se dio el lujo de salirse del repertorio y cantar la emotiva “El Reloj Cucú”, tema que les pidió una fanática en memoria de su padre fallecido. Esta canción fue hecha por Olvera para su papá que murió cuando él tenía solo 7 años.

Para los que quedaron con ganas de escuchar más canciones de Maná luego de su show en Viña del Mar, la ocasión ideal fue la presentación en el Movistar Arena. Al otro día de su espectáculo en la Quinta, el recinto ubicado en el Parque O’Higgins fue el encargado de recibirlos “De pies a cabeza”. Es que los mexicanos tienen repertorio para varias horas y la duración de su presentación en el Festival se hace poca.

Al Movistar llegaron los fieles seguidores de la agrupación, quienes vivieron una noche de romanticismo con esas canciones que llevan décadas sonando en todas las radios del continente. Con la batería inconfundible de Alejandro González, a la agrupación solo le bastó unos segundos para echarse a todo el público al bolsillo. Lo que es bueno, es bueno, da lo mismo cuántas veces se escuche.

Fher Olvera dejó a todo el recinto “Rayando el sol” y a otros, “Clavado en un bar”. No hay que se un gran seguidor de la banda para conocer o saber la letra de sus grandes éxitos. En la Quinta, en el Movistar o en Ciudad de México, Maná es Maná. Son disfrute asegurado.

Fotogalería de Maná