Parte de las heridas que le dejó Nano Calderón a su padre Hernán Calderón.
Tiempo Libre PERSONAJES

"No vino a matarme": Hernán Calderón cambia testimonio sobre el ataque de su hijo Nano

El abogado víctima de apuñalamiento entregó un testimonio radicalmente diferente al que reveló en la demanda original.

escrito por
Sebastian Medina

Parte de las heridas que le dejó Nano Calderón a su padre Hernán Calderón.

Parte de las heridas que le dejó Nano Calderón a su padre Hernán Calderón.

Por tres horas se extendió la audiencia de revisión de medidas cautelares y reformalización de Nano Calderón este lunes. 15 minutos de ese tiempo fueron utilizados por Hernán Calderón Salinas para presentar un nuevo testimonio sobre lo que ocurrió en el momento de los ataques que recibió de parte de su hijo, declaración que difiere con la presentada en un primer momento en la querella presentada el pasado 16 de agosto.

Ahora, el abogado víctima de apuñalamiento partió indicando que "yo intervengo en la doble calidad de víctima y de querellante, y en ese contexto quiero dejar muy claro al tribunal que yo no he sido presionado ni estoy actuando en situación de una condición de padre".

Entonces, recalcó: "me asiste la absoluta y total convicción de que el imputado no vino a matarme".

"Es indiscutible que uno está con la adrenalina, con el dolor, con la impresión de una agresión, con una rabia de que mi hijo ni siquiera había llamado a su padre. Pero es muy distinto cuando pasan los días y yo converso con las únicas dos testigos presenciales (la asesora del hogar, Laura Vidal, y la actual pareja de Hernán Calderón padre, Patricia Ramírez)", continuó el ex de Raquel Argandoña.

Y subrayó que "ninguna de las dos vio en Hernán Calderón Argandoña la intención de matar a su padre".

Algo que después recalcó exponiendo que "la propia fiscalía ha hecho hincapié en que descubrieron por las cámaras de seguridad del edificio que Hernán Calderón Argandoña cuando llega a mi inmueble, en el subterráneo, él va con un envase de líquido de frenos y lo tira encima de un automóvil de mi propiedad. ¿Qué persona que va a ir a matar, a cometer un parricidio al doceavo piso, previamente pasa a dañar un vehículo?".

"Osea, él iba a dañar un vehículo y yo nunca lo iba a saber. Porque si él venía a matarme yo habría muerto, nunca iba a saber que él había entrado a dañar ese vehículo", cuestionó.

Sin embargo, en ese momento Calderón Salinas también advirtió que tiene intenciones de seguir adelante con la querella. "Podría decirse que yo estoy tratando de aminorar. No, porque si yo hubiese querido aminorar habría desistido de la querella", apuntó.

Y luego lanzó: "Yo no estoy dispuesto a desistir de la querella, el imputado tiene una responsabilidad y tiene un tratamiento, a lo menos, que enfrentar. Pero cuidado con el abuso del derecho".

Calderón Salinas luego alzó el discuros sobre que "no puedo aceptar que se dé una praxis de abuso del derecho contra un imputado, que cometió un delito y que tiene que responder por él pero ¿cuál es la reina de las medidas cautelares, la más seria, la más gravosa? Es la prisión preventiva".

"Indudablemente hay montones de casos que un imputado, con hechos lejos más graves que los que está enfrentando Hernán Calderón Argandoña, gozan de la medida cautelar de arresto domiciliario total, y más aún, que yo sí estaría de acuerdo, que tuviera un tratamiento psicológico de control de impulsos", puntualizó.

Sin embargo, esto no le sirvió de nada. El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago sostuvo la cautelar y el parricidio frustrado, a pesar del cambio en la demanda de Calderón Salinas, aunque se modificaron tres de los hechos investigados.

Temas

Comentarios


Lee También

;