Aquí se Baila vivió este miércoles su primera jornada de eliminación, en una velada que tuvo un giro inesperado y que tomó por sorpresa tanto a los participantes como al animador y al jurado.

Terminadas las presentaciones, Sergio Lagos reveló en pantalla los puntajes totales de todos los bailarines, incluyendo las notas secretas de Karen Connolly, quien le puso un 10 a Piamaría, un 9 a Thiago, un 7 a Emilio, un 8 a Angel, un 8 a Matías, un 6 a María José, un 5 a Karla y un 1 a Yasmín.

Con esto, Karla, con 14 puntos, y Yasmín, con 4, fueron los puntajes más bajos, y se convirtieron en las duelistas finales.

El reto de eliminación consistía en improvisar, las dos solas en el escenario, un baile en torno a una canción de 1 minuto 38 segundos de duración.

La canción en cuestión fue el éxito urbano Pepas, de Farruko, y ambas se lucieron con sus mejores pasos, terminando con una atrevida pose.

Concluido el tiempo, el jurado evaluó y Karen Connolly anunció que, por decisión no unánime, la ganadora del duelo fue Karla Melo.

Aquí se Baila: ¿Quién fue definitivamente el primer eliminado?

Ante la resolución, Sergio le advirtió a Yasmín Valdés que con este resultado se convierte en la eliminada eventual del programa.

Esto porque de modo sorpresivo, Lagos hizo pasar al escenario a Pablo Cerda, quien, para extrañeza de todos, no había bailado en el reto de la noche.

El actor explicó que tuvo una lesión durante los ensayos y que, tras hablar con su kinesióloga, tomaron la decisión de que debía dejar el programa.

"Debo ser prudente, tengo compromisos de trabajo, soy un infiltrado en la danza. El cuerpo habla y debo cuidarme", lamentó el actor.

Así, tal como se había filtrado previamente, Yasmín Valdés se salvó de ser la primera eliminada de Aquí se baila y volvió al palco.

En tanto, todos los participantes brindaron un gran aplauso para despedir a Pablo Cerda.