Nuevamente, el senador Felipe Kast es protagonista de una difusión de noticias falsas, esta vez, sobre la propuesta de Nueva Constitución. El congresista fue acusado de realizar propaganda por el Rechazo fuera del plazo establecido por la Ley y de difundir una fake news sobre el aborto.

Todo esto a raíz que el parlamentario pagara por aviso radial en la región de La Araucanía, donde asegura que la propuesta de carta fundamental “permite el aborto hasta los nueve meses de embarazo”.

La Convención Constituyente permite el aborto hasta los nueve meses de embarazo. Esto no solamente atenta contra los derechos humanos del niño por nacer porque, aquí no solamente se permite el aborto en tres causales o el aborto en las primeras semanas de embarazo, como lo hacen todos los países del mundo. Seríamos el único país que promueve y que permite un aborto hasta los nueve meses de embarazo”, señala la publicidad pagada por el senador.

“Esto no protege a las mujeres porque, de hecho, ¿qué madre quisiera hacerse un aborto a los nueve meses? O sea, realmente incluso es una falta de respeto contra las mujeres que siempre van a querer a su hijo y que solo en casos extremos van a optar por un aborto. Adicionalmente, es una violación a los derechos humanos de los niños que están por nacer”, agrega el avisaje del parlamentario.

 

El anuncio publicitado por Kast continúa sosteniendo que “somos cada día más los que estamos decepcionados de esta nueva Constitución, que queremos cambios y que incluso votamos “Apruebo”, pero que hoy día no estamos disponibles para una propuesta que divide a nuestro país”.

“Soy Felipe Kast y te invito informarte, porque el futuro de nuestro país, de nuestra región, La Araucanía, y de nuestros hijos está en juego”, finaliza el mensaje radial pagado.

Sin embargo, el contenido del mensaje es completamente falso, ya que la propuesta de nueva Constitución no hace una sola referencia a un aborto en el noveno mes de embarazo.

¿Qué dice el borrador?

El artículo 61 del borrador propuesto por la Comisión de Armonización establece que “Toda persona es titular de derechos sexuales y reproductivos. Estos comprenden, entre otros, el derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre el propio cuerpo, sobre el ejercicio de la sexualidad, la reproducción, el placer y la anticoncepción”.

“El Estado garantiza su ejercicio sin discriminación, con enfoque de género, inclusión y pertinencia cultural; así como el acceso a la información, educación, salud, y a los servicios y prestaciones requeridos para ello, asegurando a todas las mujeres y personas con capacidad de gestar las condiciones para un embarazo, una interrupción voluntaria del embarazo, un parto y una maternidad voluntarios y protegidos. Asimismo, garantiza su ejercicio libre de violencias y de interferencias por parte de terceros, ya sean individuos o instituciones”, complementa la propuesta de nueva Constitución.

El artículo en cuestión finaliza puntualizando que “La ley regulará el ejercicio de estos derechos”.