Quedan menos de 24 horas para que el Presidente Piñera ingrese por última vez como mandatario, eso sí, esta vez saldrá como ciudadano; mientras que el vencedor de los balotajes presidenciales, Gabriel Boric, llegará al Salón de Honor como presidente electo y saldrá como el Presidente más joven de la historia de Chile.

Será la 34° asunción presidencial en la historia del país desde 1826 y la octava desde el retorno de la democracia en 1990. Y en casi dos siglos de tradición presidencialista, no pueden faltar los datos extraños y curiosidades que giran en torno a los cambios de mando. Es por ello que en RedGol te dejamos algunas curiosidades de la ceremonia de traspaso de poder.

¿Se jura o se promete y cuál es el compromiso?

Esto depende netamente de la creencia religiosa de cada mandatario. Si es creyente, jura; en cambio, si no lo es, lo promete. Sea cual sea el caso, el compromiso es "desempeñar fielmente el cargo de Presidente de la República, conservar la independencia de la nación, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes".

Curiosidades del cambio de mando

Catástrofes

¿Cambios de mando fuera del Congreso? Pasó en dos oportunidades y ambas tienen bastante en común: tienen que ver con siniestros y ninguno de los dos presidentes terminó su mandato.

La primera de ellas fue en 1896, cuando un incendio destruyó parte de la Corporación, motivo por el cual se tuvo que buscar una solución de emergencia y el presidente Federico Errázuriz Echaurren tuvo que hacer su juramento en la Universidad de Chile.

¿Se imaginan un traspaso de mando realizado en un colegio?, bueno, eso es precisamente lo que pasó en 1906, cuando el terremoto de Valparaíso provocó daños en el ex Congreso, motivo por el cual el parlamento debió sesionar en colegio Sagrados Corazones de la Alameda, lugar donde asumió el mando Pedro Montt, en el salón principal del liceo.

Una extraña curiosidad de ambos mandatos es que ni Errázuriz ni Montt pudieron terminar sus periodos presidenciales, ya que ambos fallecieron antes de cumplir su mandato y ambos producto de enfermedades.

Chile es un país sísmico, -¿qué novedad, no?- Y la ceremonia de traspaso de 1906 no fue la única marcada por un terremoto. La más reciente fue el del 2010, donde una réplica del 27F desató la preocupación de los invitados internacionales a la ceremonia de cambio de mando entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera. Las réplicas también provocaron un alerta de tsunami, que más tarde fue disipada.

 

 

Protocolos y símbolos

Cada presidente tiene su propia banda. Esto se debe al cambio que marcó la salida de Juan Luis Sanfuentes. Sanfuentes era un hombre bastante alto y su sucesor, Federico Puga, de estatura baja, por lo que la banda presidencial le quedó un tanto suelta. Desde ese momento se determinó que cada mandatario lleve su propia banda presidencial, para que no ocurra lo mismo o viceversa (lo cual sería aún peor).

En cuanto a la vestimenta, hasta 1970 tanto el mandatario saliente como el entrante, tenían como tradición vestir de frac en la ceremonia de traspaso de poder. El rito lo cambió el Presidente Salvador Allende, quien se presentó con un terno negro mientras Eduardo Frei Montalva lucía el clásico frac.

Aunque no lo parezca, es real, en la ceremonia de 1994 fue la primera donde se entonó el himno nacional. Antes del traspaso de mando de Aylwin a Frei, no era costumbre, después de ello se volvió un elemento más dentro del protocolo que se viven los 11 de marzo de cada cuatro años y obviamente la canción nacional se escuchará mañana viernes.

 

 

Bachelet, la presidenta que rompe la historia

La ceremonia de traspaso de mando entre Ricardo Lagos y Michelle Bachelet estuvo marcada por uno de los hechos históricos y simbólicos más importantes de la historia de Chile: por primera vez asumía la presidencia una mujer.

¿Un cambio de mando con tres presidentes?, por extraño que resulte, esto sucedió en dicho cambio de mando del 2006. En la testera del Congreso y recibiendo la banda del Presidente Lagos se encontraba el expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien se desempeñaba como Presidente del Senado y le entregó la banda presidencial por primera vez a Bachelet.

La carrera política de Michelle Bachelet estuvo marcada por simbolismos, ya que también fue la primera persona en asumir dos veces desde el retorno de la democracia. El 2014 se marcó otro simbolismo más, ya que por primera vez la banda fue entregada por otra mujer: Isabel Allende, hija del ex presidente y primera mujer en presidir el Senado, ambas pioneras en ser dichas autoridades de la nación.

 

 

La piocha de O’Higgins y la maldición

Obviamente en una sección de curiosidades no puede faltar una superstición. La Piocha de O’Higgins es un simbolismo del mando y se pasa de presidente en presidente. Se dice que al mandatario que se le cae la piocha –que, por cierto, es una réplica, ya que original se extravió durante la dictadura– tendrá un gobierno dificultoso o incluso no terminaría el mandato.

El mito surgió cuando el emblema se le cayó al presidente Arturo Alessandri Palma, quien mencionaría "Mal agüero me acompaña, don Luis, la insignia de mando se me quiere escapar". Alessandri Palma no terminó su periodo presidencial y dejó el mandato tras el Ruido de Sables en 1924.

Las palabras del mandatario se remontaron a que en 1886 se le cayó la piocha al presidente José Manuel Balmaceda, quien anteriormente tampoco pudo terminar su mandato, producto de la guerra civil de 1891.

¿La última vez que se cayó?, el 2018 en Cerro Castillo, tras la segunda asunción del Presidente Piñera y, bueno, para qué vamos a comentar cómo resultó su mandato, que concluye con un estallido social a cuestas, una pandemia mundial y dos acusaciones constitucionales en su contra.