La selección chilena sigue buscando al entrenador que lo guíe en la Copa América 2024 y e resto de las Eliminatorias al Mundial 2026, con nombres como José Pekerman y Ricardo Gareca como los más potentes. Pero en las últimas horas se conoció otra opción: César Farías, quien tuvo contactos con la Roja.

En conversación con D Sports, el entrenador reveló un llamado de Rodrigo Robles, gerente de selecciones de la ANFP. “Al final de la reunión me pregunta si estoy dispuesto a ir”, contó el DT que está inhabilitado para dirigir en Ecuador hasta agosto de este año. En su historial hay un importante episodio de violencia.

En junio de 2023, el venezolano protagonizó un lamentable espectáculo en la liga ecuatoriana. Mientras dirigía al Aucas, agredió a golpes a dos jugadores del Delfín en un encuentro de la Liga Pro. El incidente lo costó un castigo de dos meses por “conducta violenta” y otro por un año por agresión a un rival.

El numerito además perjudicó al Aucas, que tuvo que pagar dos multas por el inicidente. Una fue por ausentarse de la conferencia de prensa posterior al partido, que terminó de jugarse a pesar de la agresión y fue un triunfo para Delfín. La otra por conducta incorrecta de un dirigente.

La agresión de César Farías a dos jugadores en Ecuador

Los hechos mencionados ocurrieron el 11 de junio de 2023 y fueron captados por Gol TV, el canal del fútbol ecuatoriano. Se jugaba la fecha 14 de la Liga Pro entre Aucas y Delfín cuando el entrenador agredió a dos delanteros rivales ante la mirada atónita de sus propios jugadores.

Juan Pablo Ruíz disputaba un balón cerca del borde del área, donde ubicaba el DT, y perdió el equilibro. Sin quererlo, pasó a llevar al entrenador y lo derribó. La respuesta de Farías fue ponerse rápidamente de pie, y lanzarle un manotazo y una patada. El jugador terminó en el piso.

Braian Oyola, otro atacante de Delfín, se acercó a Farías para encararlo. El venezolano lo ignoró, pero con el antebrazo lo golpeó en la nuca. Otro futbolista al piso. El árbitro del encuentro, que tenía la tarjeta roja en la mano y vio la agresión de frente, lo pintó sin dudar.

Las agresiones terminaron con el entrenador expulsado, pero el partido continuó. Delfín le ganó por 2-0 al equipo de Farías, quien después pidió disculpas a través de un programa de internet. De todas formas, aseguró que reaccionó a un “atropello” de Ruíz que “lo pudo haber evitado”.

“Quiero pedirle disculpa a la familia ecuatoriana porque no es la imagen que yo quiero que conserven de mí. Más allá de que esto es fútbol, de que es pasional, de que el fútbol es con vehemencia, no es normalmente lo que uno inspira transmitir”, dijo el técnico en ese entonces.

“La violencia no es justificable, pero vuelvo y repito, yo no le pegué a nadie. O sea, no le pegué un puño a nadie. Reaccioné ante que me atropellaron. Tampoco estoy diciendo que está bien; no, no es justificable. Lo que quiero que entienda la gente es que no fue porque no hubo motivo. Un motivo que me descolocó durante unos segundos”, agregó.

“Estoy convencido de que lo pudo haber evitado (el impacto). Yo conozco de preparación física y sé, porque estudiamos los GPS todos los días, de que él ha podido desacelerar, pero también que ha podido cambiar de dirección”, argumentó.

Farías fue despedido de Aucas luego del incidente y ante la prohibición de dirigir en la liga ecuatoriana. El entrenador con pasos por las selecciones de Venezuela y Bolivia después se fue a Águilas Doradas de Colombia, pero renunció para dirigir Universitario. Sin embargo, los peruanos eligieron a Fabián Bustos.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.