arrow_downward
La familia materna de Ben Brereton es de Concepción
Copa América

Andrea Díaz, madre de Ben Brereton, cuenta su historia penquista: "Mi padre viajó a Inglaterra a estudiar cerámica"

El abuelo y la madre de Ben Brereton nacieron en Concepción, octava región. La familia de seleccionado chileno tiene una historia ligada a la cerámica.

escrito por
Deivid Fernández

La familia materna de Ben Brereton es de Concepción

La familia materna de Ben Brereton es de Concepción (Foto: Agencia Uno)

Ben Brereton debutó este lunes en la selección chilena con una positiva actuación, en la que se mostró activo en ataque y ayudó a mantener el empate 1-1 frente a Agentina en la Copa América.

El delantero del Blackburn Rovers visitó Chile por segunda vez en su vida tras el llamado de Martín Lasarte y apenas habla español, pero sus orígenes están muy ligados a nuestro país, específicamente a Concepción.

Su madre, Andrea Díaz, le explicó a La Estrella de Concepción que su padre penquista fue el que comenzó la conexión con Inglaterra en los años 80s.

"Mi abuelo Juan Díaz inició la empresa Fanaloza en Penco, y mi papá, Genaro Díaz, trabajó ahí hasta 1984. Luego, se vino a estudiar cerámica a la zona de Stoke-on-Trent, que es famosa en el rubro y donde actualmente vivimos", relató Andrea.

"Tras estudiar cuatro años en Inglaterra y conocer a mi mamá, Jeanne, mi papá volvió a Conce, donde nací yo y mis hermanas. Nuestra infancia fue en Barros Arana, en un  departamento que había en la galería Martínez, que también es un lugar de familia", prosiguió.

Andrea también es penquista, pero decidió marcharse a temprana edad: "Yo me fui de Conce en 1986, con 15 años, siempre pensando en volver. Sólo venía a estudiar, pues adoro Chile. Pero después me casé con mi marido (Martin Brereton) y tuve dos hijos. Mis padres también viven aquí, tal como algunas hermanas, entonces fue difícil irse".

Sobre los comienzos de Ben, comentó: "Desde que comenzó a caminar que tenía una pelota en los pies. A los cuatro años lo llevé a un club y todo el mundo decía que era muy bueno. De los siete a los 14 años estuvo en el Manchester Unted. Comía y hacía sus tareas en el auto, era muy sacrificado todo".

"Estoy súper, súper orgullosa. Nosotros lloramos, lloramos y lloramos. Es una oportunidad increíble. Siempre le decíamos que podía jugar para Chile, pero nunca pensamos que se hiciera realidad", finalizó.

Temas

Comentarios


Lee También