Este domingo el mundo del boxeo se viste de gala para el regreso de una de sus máximas leyendas. Floyd Mayweather vuelve al ring para enfrentar a Logan Paul en una pelea que se roba las miradas del mundo entero.

El histórico multicampeón salta otra vez al cuadrilátero para medirse ante el youtuber en una pelea de exhibición pero que está cargada de morbo. No solo por lo que son ambos personajes en estados unidos, sino por lo ocurrido en el pesaje previo.

Tras toda la semana previa, este sábado se llevó a cabo la ceremonia antes del combate. A ella llegaron los dos, quienes pasaron por la báscula marcado una diferencia muy notoria y que ha generado cierta preocupación.

Y es que como era de esperar, Floyd Mayweather se subió pesando 70,3 kilos, algo común dentro de sus posibilidades. Pero todo cambia tras la aparición de Logan Paul, quien marcó 85,9 kilos, dejando en evidencia los casi 16 kilos de diferencia entre ambos.

Días atrás se publicaron las reglas para el choque de este domingo, donde se permitía que el youtuber estuviera mucho más por sobre el registro del boxeador. Una situación que ya adelanta el peligro que podría correr la leyenda en caso de recibir un puño directo en el rostro.

No obstante, el estilo de Mayweather ya ha dejado claro en muchas ocasiones que no es nada de fácil encontrarlo en el ring. Queda ahora esperar a lo que ocurra esta noche, cuando ambos se suban al cuadrilátero para la pelea del dinero, pero que podría dejar algo más.