El Barcelona sufrió un nuevo y doloroso traspié en pocos días y la derrota contra Athletic Club de este jueves en el estadio San Mamés, por 3-2 en la prórroga, significó la eliminación del cuadro dirigido por Xavi Hernández en los octavos de final de la Copa del Rey.

El pasado miércoles 12 de enero los azulgranas cayeron ante Real Madrid en Arabia Saudita, viendo en la cancha cómo el archirrival se coronó campeón de la Supercopa de España.

“Honestamente creo que el Athletic ha hecho un gran partido. Lo hemos intentado y nos ha costado mucho progresar. Ellos han defendido muy bien y no hemos igualado la intensidad. Han sido superiores y he visto un Athletic muy fuerte. El San Mamés te exige al máximo y lo habíamos hablado. Nos han ganado por intensidad. He visto un Athletic excelente, trabajado, ordenado, muy bien físicamente”, dijo Xavi tras el duelo.

El DT agregó que “están siendo días duros porque no nos salen las coas. No queda otra que seguir creyendo en este proyecto. Nos dejamos la piel y no llegan resultados. Tenemos que seguir entrenando para dominar los partidos y jugar en campo contrario”.

“En los momentos de cara o cruz, siempre nos toca cruz y tenemos que cambiar esta dinámica. Son dos golpes duros, dos títulos perdidos en pocos días. Tenemos que seguir intentándolo, no queda otra. Es un día difícil de digerir porque la eliminatoria nos deja también jugadores lesionados (Ansu Fati y Pedri)”, complementó el otrora volante culé.

Por último, la pregunta fue al hueso: ¿es un fracaso del Barcelona? “No me gusta la palabra si lo hay, es que vamos a aprender. Nos quedan todavía dos guerras que vamos a luchar hasta el final: La Liga y la Europa League”, sentenció Xavi.

El próximo compromiso del Barcelona a será este domingo como visita ante Deportivo Alavés, seguramente con los encima del trabajo de Xavi, que ahora está más que nunca obligado a mejorar el sexto lugar en la tabla de La Liga.