PSG se sacó rápidamente su primer partido en el que perdió puntos luego de haber empatado 1-1 frente a Mónaco el fin de semana y este miércoles, como visitante, retomó su senda triunfal en la Ligue 1 al imponerse con marcador de 3-0 sobre Toulouse para mantenerse como líder de la competición.

El equipo de Christophe Galtier estuvo lejos de ser espectacular pero su poderoso tridente ofensivo hizo la diferencia a pesar que el portero rival, Maxime Dupé, estuvo providencial para negar varios goles, especialmente a Lionel Messi, quien se vio frustrado hasta en tres ocasiones por el guardameta.

Sin embargo, el argentino se desquitó al ser el motor ofensivo de su equipo en creación de fútbol pues dio dos asistencias en el encuentro, el cual desatascó con un hermoso pase filtrado entre un mar de piernas para combinarse con Neymar, quien definió con tranquilidad al minuto 37'. En un principio anulado pero el VAR cambió, correctamente, la decisión.

Los parisinos salieron con todo en la segunda mitad buscando el tanto que les diera la tranquilidad que encontraron recién comenzado el complemento. El 30 argentino se escapó por la izquierda tras gran pase de Marco Verratti y pisó el área, donde hizo una pausa en la que limpió el camino para dejarle la mesa servida a Kylian Mbappé y el 2-0.

Galtier empezó a mover sus piezas para dar descanso. Neymar, Verratti y Messi salieron del campo y la intensidad del partido bajó. Sin embargo, las cifras definitivas llegaron ya en el último minuto cuando Mbappé remató, la pelota dio en el palo, luego en el portero y quedó para que Juan Bernat mandara un terrible zurdazo que cerró la cuenta.

De esta manera, PSG sigue líder con 13 puntos pero con un diferencial de +17 mientras que está igualado en unidades con el Lens que tiene +8 y el Olympique de Marsella de Alexis Sánchez que está en el grupo de vanguardia pero con +7.