Muchas heridas volvieron a abrirse hoy en el Chapecoense. La muerte del periodista Rafael Henzel no era poca cosa: se trataba de uno de los seis supervivientes de la tragedia aérea que le costó la vida a 71 personas, casi todas miembros de ese equipo. Por eso, las imágenes de su funeral esta mañana, llenaron de dolor.

En el evento estuvieron otros tres supervivientes del accidente aéreo: Jackson Follman, Neto y Alan Ruschel, este último, el único de los tres que pudo volver a jugar en el primer equipo de Chapecoense. Todos estaban visiblemente afectados puesto que sus vínculos con el periodista aumentaron tras el accidente de diciembre de 2016 en Colombia.

Henzel sufrió un infarto ayer, mientras jugaba al fútbol con sus amigos. 

El periodista había retomado en 2017 su actividad habitual en la radio. De hecho, este mismo año estuvo en Chile para el duelo de ida de la Copa Sudamericana contra Unión La Calera.

 

 A razón del fuerte golpe colectivo que se sufrió en el plantel de Chapecoense por el fallecimiento de Henzel, el club pidió a la Confederación Brasileña la reprogramación de su partido de hoy por la Copa de Brasil contra Criciuma. La solicitud fue rechazada, con lo que las muestras de repudio fueron enormes.