La polémica que Canelo Álvarez armó contra Lionel Messi parece haber llegado a su fin. Luego de que el boxeador profesional acusara a la Pulga de pisar una camiseta mexicana y se lanzara contra él, incluso con amenazas de llegar a los golpes, ambos se manifestaron este miércoles.

Y fue Messi quien tuvo la última palabra. Luego del triunfo de Argentina ante Polonia y la clasificación a octavos de final de Qatar 2022, la Pulga se dio tiempo de abordar por primera vez la polémica, asegurando que no tiene que pedir perdón a nadie, al contrario de lo que Canelo afirmó como disco rayado durante esta semana.

"Ahí vi que salió... Creo que fue un malentendido. El que me conoce sabe que nunca le falto el respeto a nadie, es parte de un vestuario. No tengo que pedir perdón porque no le falté el respeto a la camiseta de México ni a nadie", aseguró Messi, agregando como punto final que el asunto "quedó ahí, no pasa nada".

Horas antes, Canelo se mostró arrepentido de los ataques que comenzó a repartir por Twitter, que incluso luego se extendieron al Kun Agüero. "Me dejé llevar por la pasión y el amor que siento por mi país e hice comentarios que estuvieron fuera de lugar por lo que quiero disculparme con Messi y la gente de Argentina. Todos los días aprendemos algo nuevo y esta vez me tocó a mí", escribió.

Un completo vuelco de las declaraciones que había emitido poco antes. "Si me encontrara a Messi, no lo agrediría, pero le diría: la cagaste cabrón, pide una disculpa y asúmelo, porque al hijo de su puta madre que le falte al respeto a mi nación le voy a partir su reputísima madre", manifestó el boxeador, que vio como varios personajes del deporte salieron a defender al argentino.

Descarga la app de RedGol y sigue toda la información del Mundial Qatar 2022 al instante en https://bit.ly/RG-app22