Nicolás Castillo fue presentado como flamante refuerzo del Juventude de la Serie A de Brasil y el delantero chileno apunta al 11 de septiembre en el calendario, con la esperanza de debutar en el duelo frente a Cuiabá como punto inicial para dejar atrás una oscura pesadilla.

El atacante nacional jugó unos minutos en la pretemporada del América antes de partir a préstamo al Juventude. Castillo tiene un duro desafío tras un largo período de inactividad producto de la trombosis que casi le cuesta la vida.

Y fue el propio club quien reveló, en una curiosa declaración, que el duro presente de Nicolás Castillo y las dudas sobre su futuro permitieron ficharlo.

“Si Nicolás estuviera en su mejor momento difícilmente podríamos traerlo, pero el contexto de su condición, en la que busca una oportunidad, permitió a Juventude completar el contrato", dijo a ESPN el director ejecutivo del club, Marcelo Barbarotti.

Eso sí, el directivo de Juventude aclaró que en las convicciones “realmente creemos en el potencial de este jugador y esperamos que pueda ponerse en su mejor forma física lo antes posible”.

Sentenciaron que “irá ganando espacio en el equipo paso a paso, luchando por su lugar en la alineación titular. En el momento en que tenga las condiciones al cien por ciento para estar en el campo sin duda nos ayudará mucho. Tiene un fuerte deseo de ganar y rendir al más alto nivel”.