El peor dirigente en la historia del fútbol chileno y ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue, vuelve a hacer noticia desde Estados Unidos, y por el mismo tema de siempre: pide que se aplace su juicio.

El corrupto calerano, quien vive en Miami como testigo protegido del FBI por el caso FIFAGate, pretende que su sentencia sea en 2022, según dio a conocer el periodista Ken Bensinger, quien sigue de cerca el tema.

El reportero mostró un texto del abogado de Jadue, William M. Brodsky, quien le escribió a la jueza Pamela K. Chen, para que aplace el juicio, una vez más.

"Y ahora Sergio Jadue ha pedido que aplacen la audiencia para su sentencia hasta abril en el caso FIFAGate. Iba a ser el 29 de octubre", escribió Bensinger en su cuenta de Twitter.

Si Jadue se sale con la suya no será novedad, debido a que se transformaría en la ocasión duodécima en la que se cambia de fecha la lectura de su sentencia.