Celebra el hincha catalán, porque el FC Barcelona de Ronald Koeman exhibió uno de sus mejores partidos y no tuvo misericordia con el Athletic Club, pues se cobró revancha de la Supercopa de España, aplastó por 5-0 y se consagró campeón de la Copa del Rey.

El equipo culé salió desde el primer minuto convencido en alcanzar la corona, porque liderados por el astro argentino Lionel Messi se fabricaron varias ocasiones claras de gol. Sin embargo, los buenos reflejos del portero Unai Simón evitó la apertura de la cuenta en el primer tiempo. 

En la etapa de complemento, el Barça siguió con su amplio dominio de balón. Y tuvo premio al minuto 60', porque el francés Antoine Griezmann aprovechó una asistencia del neerlandés Frenkie de Jong e inauguró el marcador. 

Las alegrías continuarían, porque tres minutos más tarde el español Jordi Alba metió un centro y el ex Ajax lo transformó en el segundo del encuentro. Pero eso no sería todo, ya que emergió la figura de Messi (69') y con un zurdazo sentenció practicamente el partido. 

A pesar de tener el título asegurado, los dirigidos por Koeman no bajaron los brazos, pues tres minutos más tarde fue el astro trasandino (72'), quien aprovechó una asistencia de Alba y se matriculó con un doblete. 

En los minutos finales el Athletic Club trató de reaccionar, pero los cambios no trajeron frutos. De hecho, el Griezmann (86') se mandó un golazo al sacarse al portero Simón, pero que tras revisión del VAR fue anulado por una pequeña posición de adelanto. 

De esta manera, FC Barcelona suma su primer título de la temporada, conquista el trofeo de la Copa del Rey por trigésima quinta vez y sigue siendo el club más ganador de este torneo. Ahora, solo se enfoca en seguir con la lucha por el título de La Liga

Sigue el en vivo de la final de la Copa del Rey: