Diego López de vez en cuando deja algún mensaje en las redes sociales. Aunque eso ha ocurrido a cuentagotas desde que el uruguayo dejó de ser el director técnico de Universidad de Chile, por allá por el 9 de septiembre del año pasado. El Memo reapareció este jueves 9 de febrero en su cuenta oficial de Instagram, donde dejó un mensaje de condolencias.

El adiestrador charrúa publicó una foto de Marcos Alonso, un jugador que fue campeón con el Barcelona y padre del lateral izquierdo que tiene actualmente el cuadro culé. Falleció a los 63 años a causa de un cáncer que padecía hace varios años. 

Además de haber sido una pieza clave de la escuadra blaugrana que dirigía el inglés Terry Venables y que llegó a conquistar una Liga en la campaña 84-85. Era hijo de Marquitos y el padre de Marcos Alonso, lateral izquierdo formado en el Real Madrid que pasó por el Chelsea de Inglaterra y hoy juega para el Barça. 

De hecho, Xavi Hernández se enteró de esto y cambió la planificación original del primer equipo culé, que ya no tendrá entrenamiento matinal y enviará una delegación hacia Madrid para acompañar a Alonso en el funeral de su padre. 

Marcos Alonso falleció a los 63 años. Fue DT de Diego López en España. (Captura Instagram).

Marcos Alonso falleció a los 63 años. Fue DT de Diego López en España. (Captura Instagram).

Racing de Santander, el lugar que unió a Diego López y Marcos Alonso

La pregunta que se cae de madura es de dónde conoció Diego López a Marcos Alonso, un respetado futbolista español que falleció a los 63 años este jueves 9 de febrero. El Memo compartió una foto con un emoji de rezo de quien fuera una persona importante para su carrera.

Diego López en el Racing de Santander en España.

Diego López en el Racing de Santander en España.

El primer paso del ex DT del Romántico Viajero en Europa fue en el Racing de Santander. Ahí estuvo desde 1996 hasta 1998, antes de pasar a una larguísima estadía en el Cagliari de Italia. En el cuadro de Cantabria, López fue entrenado por el otrora delantero. Por eso la muestra de tristeza del adiestrador charrúa de 48 años.