La selección de Francia no logra alzar cara en la UEFA Nations League, en la que sigue hundida en el último lugar de su grupo pues en tres partidos no han logrado aún su primera victoria y en la más reciente presentación lograron empatar una igualdad como visitante ante Austria con marcador de 1-1.

Los actuales campeones de la competición y del mundo tuvieron que reponerse al tanto que consiguieron los locales al minuto 37 en una buena jugada colectiva que terminó con un muy buen pase al centro por parte de Konrad Laimer quie le dejó todo servido para que Andreas Weimann la mandara a guardar.

De esta manera se cerró un muy mal primer tiempo para los dirigidos por Didier Deschamps que ya para la recta final tuvo que sacar la artillería pesada dando ingreso tanto a Kylian Mbappé como a Christopher Nkunku, quienes lograron revolucionar el ataque galo que posteriormente alcanzaría la igualdad.

El tanto que puso cifras definitivas al compromiso llegó a siete minutos de los tres pitazos finales con un gran pase del futbolista del RB Leipzig para el del PSG, quien a pura velocidad le sacó una clara ventaja a la defensa rival y cuando se encontró frente al arco mandó un potente remate imposible para el guardameta.

De esta manera, Francia sigue última de su grupo y se arriesga al descenso hacia la liga 2 del torneo. Cuentan con apenas par de unidades mientras que el líder es Dinamarca con seis, quienes vienen de caer ante Croacia que tiene cuatro puntos al igual que Austria con los galos en el fondo.