La Federación alemana anunció que desde ahora en adelante los futbolistas transgénero tendrán derecho a decidir si juegan en equipos femeninos o masculinos.

A diferencia de otros deportes que últimamente están endureciendo las reglas en torno a esta cuestión, la DFB señala que los jugadores no estarán sujetos a datos de identificación personal, como certificados de nacimiento.

"Desde 2018 es posible que las personas se registren en el registro civil como 'diversas'. Ha habido un aumento en el número de personas con ese estatus", dijo la DFB. 

"Esto también afecta a las personas que juegan al fútbol, lo que hizo que la necesidad de reglas claras fuera más importante", añade.

Luego, explican: "En esencia, este fallo dice que los jugadores con un estatus personal (de género) que es 'diverso' o 'sin referencia' y los jugadores que cambian su género pueden tomar su propia decisión sobre si se les otorgará una elegibilidad para jugar en un equipo masculino o femenino".

"Este también es el caso de los futbolistas transgénero que ahora pueden cambiar (de equipo) en el momento que decidan o pueden permanecer en el equipo en el que han estado jugando", añaden.

En la Federación alemana sostienen: "La experiencia ha demostrado que esto no pone en peligro la integridad de la competencia. Después de todo, todas las personas tienen diferentes fortalezas y habilidades físicas que solo conducen al éxito juntas en un equipo, independientemente del género".

Thomas Hitzlsperger, embajador para la Diversidad de la DFB, y uno de los primeros futbolistas en declararse homosexual también se refirió a esta determinación.

"El fútbol representa la diversidad, y la DFB también está comprometida con ella. Al regular, estamos creando más requisitos previos importantes para permitir que jueguen jugadores de diferentes identidades de género", señaló el ex Everton de Inglaterra, entre otros.