La Universidad de Chile confirmó esta tarde que una de sus jugadoras más importantes del plantel no continuará en la institución. En una publicación donde agradecieron la entrega, despidieron a Paloma López después de tres años defendiendo a las Leonas donde incluso levantó la segunda copa de la historia del club en el fútbol femenino.

La volante utilizó sus redes sociales para explicar la situación que terminó con su salida del club, pero primero comenzó refiriéndose a lo difícil que es dejar la U: "hoy es un día muy triste para mí. Lamentablemente las despedidas son muy duras y difíciles, sobre todo cuando se deja el lugar donde fui muy feliz, donde sentí mucho cariño, donde hubo siempre un apoyo de parte de ustedes". 

"Tenía muchas esperanzas e ilusión de seguir en el club, lamentablemente no pudimos llegar a un acuerdo. Esperé hasta el último momento para intentar esperar una oferta íntegra, pero finalmente no se pudo. Esta decisión me costó tomarla, no fue fácil para mí, pero debo pensar en mi futuro y en lo que me qued en el fútbol profesional", continuó López.

En la parte final de su despedida, agradeció a toda la gente del club azul: "Estoy inmensamente agradecida de la Universidad de Chile, de los trabajadores, cuerpo técnico, compañeras y por sobre todo de la hermosa hinchada que me hizo ver los colores de una forma distinta. De estar apoyando incondicionalmente en las buenas y en las malas, por sentirme respetda y respaldada".

"A todos ustedes, muchas gracias. No cambien nunca, no dejen de ir a alentar, sobre todo a la rama femenina que es la que más necesita apoyo. Sin duda dejaron una huella en mi corazón". Así cerró su declaración pública sin dejar espacio a sospechas de cuál podría ser el equipo en el que continuará su carrera.