Yasmín Órdenes nació y se crío en venezuela, pero tiene doble nacionalidad, pues su madre es chilena. Siempre tuvo la meta de vivir al menos un año en Chile, pero por diferentes circunstancias se terminó quedando y el próximo mes cumplirá 8 años es nuestro país. En su país natal, estudió ingeniería industrial, pero tuvo que congelar para ponerse a trabajar. Aquí en Chile retomó sus estudios y ahora se está formando para ser administradora de empresas con mención en finanzas. 

¿Y cuál es su relación con la fotografía? Yasmín confiesa que siempre le ha gustado: "cuando era pequeña tenía una cámara con rollo y me acuerdo que me emocionaba cuando se terminaba y tenía que ir a revelar la foto, porque así podía ver lo que había sacado. Después salieron las cámaras digitales y ahí pude tener una, con ella aprendí más de las fotos, los colores y un poco de edición, pero cuando llegué a Chile, tuve la oportunidad de comprar mi primera cámara Reflex, y eso fue hace siete años".

Fue en ese momento que después de hacer algunos cursos para profesionalizar más su trabajo, decidió lanzarse como fotógrafa. Comenzó con la fotografía social como cumpleaños, bautizos, embarazadas, bebés y matrimonios, y ahí se dio cuenta que necesitaba asesoría para su emprendimiento y se inscribió en los cursos que imparten los centros de desarrollo de negocios. Mientras cursaba esos talleres, conoció a más emprendedores con los que intercambió redes sociales y se percató que la mayoría no tenían buenas fotografías.

Muchos de sus compañeros no invertían en fotografía porque tenían otras prioridades en relación al presupuesto, pero Yasmín vio una oportunidad de ayudarlos: "tenían productos de muy buena calidad, pero las fotos no los representaban. Ahí vi que podían competir con empresas más grandes, teniendo una mejor calidad de imagen, así que así se me ocurrió la manera para ayudar a las pymes y que así pudieran mostrar su producto de mejor manera".

Yasmín ya lleva cuatro años trabajando con emprendimientos y asegura que le gusta mucho: "He econtrado bastante calidad humana. La gente es muy receptiva y agradecen bastante. La imagen que se le da al producto, no es tanto como la fotografía publicitaria, sino que los emprendedores ven su negocio como un hijo, con mucho cariño, entonces cuando ven las fotos de sus productos hay una emoción y eso me gusta verlo. No siempre lo digo porque puede cortar el momento, pero de verdad me gusta mucho ver esa emoción cuando ven sus negocios o productos en fotos bien bonitas".

En el instragram de Yasmín Órdenes se puede ver su trabajo, y además de hacer fotografía para pymes y emprendedores, realiza books individuales, retratos y eventos corporativos. Para contactarla y conocer sus valores, su whatsapp es el +56 9 8586 3080.