Humberto Suazo dejó una gran huella en su paso por Colo Colo, donde el 2006 y 2007 se cansó de hacer goles con Claudio Borghi en la banca. Una etapa de su carrera que le sirvió para consolidarse, antes de dar el salto a México donde se convirtió en ídolo del Monterrey.

En conversación con el live de Instagram de Onlygranates, donde conversó con hinchas de Deportes La Serena, repasó lo que fue su época dorada en el fútbol chileno y cómo ha ido adaptándose con el paso del tiempo.

"En Audax Italiano aprendí mucho de Carlos Villanuva, y en Colo Colo también tuve grandes compañeros", comenzó diciendo el Chupete antes de escoger a sus preferidos en el paso por el Monumental.

"Tuve a mi lado a Matías (Fernández), a (Jorge) Valdivia y (Gonzalo) Fierro que me enseñaron harto", confesó,  asegurando que gracias a ellos supo moldearse a lo que son sus compañeros de equipo, lo que le valió ser tan exitoso.

"Me he adaptado a los jugadores que tengo al lado, uno sube el nivel cuando tienes jugadores de buena calidad. Lo principal es conocer a tu compañero, moverte según lo que vaya a hacer. Algunos pueden filtrar el pase porque ven la jugada, otros no, entonces hay que adaptarse a lo que hay en el equipo", señaló en alusión a lo que hacían Valdivia y Fernández en su momento.

Suazo y Fernández compartieron en Colo Colo, la Roja y ahora en La Serena (Agencia Uno)

Suazo y Fernández compartieron en Colo Colo, la Roja y ahora en La Serena (Agencia Uno)

Cuenta que aprendió con el tiempo a moverse en diferentes posiciones. "Jugué de 9 solo, doble 9, por derecha, izquierda, de volante. El que es bueno, es bueno en todos lados, solo hay que tener la cabeza para jugar en una posición. Para eso hay que ser inteligente. Esto muy agradecido de todos los que me hicieron crecer", finalizó el Chupete.