Santiago Wanderers está dando una dura pelea para salvarse del descenso a la Primera B. El elenco Caturro ha tenido un alza en el Campeonato Nacional y lleva cinco fechas sin saber de derrotas, metiéndole presión a los que están en el fondo.

Pero en el último partido que tuvieron, el elenco porteño sufrió dos bajas más que importantes. Ronnie Fernández y Matías Marín fueron expulsados en el choque con Deportes Melipilla de manera directa, encendiendo la alerta en Valparaíso.

El delantero regresó para ayudar al club a salir de su mal momento y ha sido determinante con sus goles. Y no solo eso, sino que su liderazgo llegó en una instancia clave para buscar los puntos y dar la pelea "hasta que choque la micro", como lo dijo en su vuelta a los Caturros.

La noche de este martes el Tribunal de Disciplina sesionó para ver las expulsiones de los cracks de Santiago Wanderers y les dio un veredicto más que duro. Este miércoles se revelaron los castigos, que no dejaron bien parado al equipo de Emiliano Astorga.

Ronnie Fernández recibió una sanción de dos fechas, siendo la baja más sensible de los Caturros para lo que viene. De hecho, el jugador se perderá el choque con O'Higgins y el Clásico Porteño con Everton de la próxima jornada.

Pero como si eso no fuera suficiente, Matías Marín también fue castigado. El mediocampista de 21 años y una de las figuras en las últimas jornadas estará fuera del duelo ante los celestes luego de recibir una fecha.

Con esto, en Santiago Wanderers tendrán que preparar los encuentros ante O'Higgins y Everton sin una de sus figuras más importantes. La ilusión de dar vuelta el presente se mantiene intacta, pero sin su estrella, las cosas se ponen cuesta arriba. ¿Buena o mala determinación del Tribunal de Disciplina?