Universidad de Chile sigue esperando una respuesta de las autoridades para saber si podrá disputar su partido del fin de semana, ante Audax Italiano, en el Estadio Nacional.

De manera de evitar el dolor de cabeza generado a sus hinchas con el duelo ante Cobresal, que fue suspendido por la Delegación Presidencial, por falta de contingente, ahora esperan una pronta resolución.

Mientras se trabaja en lo administrativo, el técnico Gustavo Álvarez sigue en el proceso de preparar el partido junto a sus dirigidos, donde ya se ha tomado una decisión.

Tal como ocurrió la semana pasada, ya tienen programado un nuevo entrenamiento en el Estadio Nacional, para acostumbrar a su plantel a la cancha del principal reducto del país.

Práctica

Según precisa el medio Emisora Bullanguera, todo el plantel de Universidad de Chile trabajará en la jornada del miércoles en la cancha principal, de igual forma que lo hicieron cuando iban a chocar ante los mineros.

“La U tendrá su práctica en la cancha del coloso de Ñuñoa este miércoles en horario matutino. El plantel llegará al CDA temprano para luego partir al estadio”, precisan.

Eso sí, hacen una advertencia a la espera de una respuesta de la Delegación Presidencial, que, de no aprobar el partido, puede modificar toda la planificación.

“Eso sí, todo queda sujeto a la resolución que tome la Delegación Presidencial, tras la primera reunión realizada esta mañana, de cara al partido ante los floridanos”, enfatizan.

Toda la actualidad del deporte chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.