En un partido increíble la Universidad de Chile suma su tercer partido al hilo sin saber de triunfos en el Campeonato Nacional. Eso sí, ante Deportes Antofagasta, pese a que se consigue un empate 2-2, todos se quedaron en la mente con la mala suerte del equipo de Esteban Valencia.

Es que los azules tuvieron cuatro lesionados de gravedad, que hizo que en los cinco minutos del duelo ya tuviera dos cambios en su esquema: Marcelo Morales en el calentamiento y luego Junior Fernandes iniciando el duelo, algo que para el defensor Ramón Arias marcó el duelo.

"Fue un partido atípico por todas las lesiones que no supimos cerrarlo y nos termina costando caro porque seguimos sin ganar, pero hay que seguir trabajando", cuenta el defensor uruguayo.

Entre la calentura, una imagen de TNT Sports muestra una discusión en cancha entre el propio Arias y Gonzalo Espinoza, donde tuvieron que ser separados por sus compañeros. "Es una calentura del partido y queda ahí", detalla el defensa, sin entrar en más detalles.

Eso sí, también asume las críticas que viene recibiendo por su rendimiento desde el Superclásico, donde jugó a media máquina con dolencias físicas, algo que asume el uruguayo.

"Esto es parte del fútbol hay que saber convivir con el error. Uno cuando decide ser jugador de fútbol las críticas están en la etiqueta de la camiseta, así que hay que saber llevarlo, estamos en un equipo grande. No me afecta me sirve para seguir trabajando  y demostrar que soy bien zaguero", finaliza.